INE

Más de 300.000 empresas han desaparecido en sólo un año

En España se destruyen más empresas y se crean menos, según el INE. Es un país donde el 80% de las empresas son pequeñas y la mitad no tiene trabajadores asalariados.

Fueron 322.528 las empresas que desaparecieron en España durante el año 2007, lo que supone un 8,6% del censo, según datos publicados ayer por el Instituto Nacional de Estadística. El número de empresas que se dieron de alta fue de 410.975, un 11% de las empresas existentes. Es la primera vez desde 1999 en la que más de 300.000 empresas cesan su actividad en un año.

La evolución del número de bajas empresariales había sido errática durante los últimos años, con constantes bajadas y repuntes, pero la diferencia entre dos años consecutivos nunca había sido tan grande como ahora, cuando se cuentan 62.000 bajas más de un año a otro, siempre según los datos del Directorio Central de Empresas.

Respecto a las empresas creadas, la tónica general en la última década había sido que el número fuera en aumento año tras año, sin embargo en 2007 se crearon alrededor de 15.000 empresas menos que el año precedente. El número de empresas activas en España supera los 3,42 millones.

Según el informe, España es un país de empresas pequeñas. El 51,3% de ellas no tiene trabajadores asalariados, lo que supone más de 1,7 millones de empresas. Otro 28% del total, casi un millón, tiene uno o dos empleados. Sumando los dos grupos resulta que el 80% de las empresas tienen dos o menos asalariados. Las empresas grandes, que tengan más de 20 trabajadores escasean, representan sólo el 5,5% del total.

Las sociedades mercantiles también han seguido un curso similar, se crean menos y desaparecen más. La Estadística de Sociedades Mercantiles, publicada por el INE a mediados de julio, reflejaba un bajón del 33% en el número de sociedades creadas en mayo respecto al mismo mes de 2007. Además, el número de sociedades mercantiles disueltas crecía un 4,37% en el mismo periodo.

Juan Iranzo, director general del Instituto de Estudios Económicos, achaca la destrucción de empresas a dos factores. Por un lado el curso 'natural' de la vida empresarial, y por el otro el ajuste por la crisis que afecta desde verano de 2007. 'Muchas de las inmobiliarias han cerrado y es difícil que se vayan a crear las mismas', declara Iranzo como ejemplo de la situación. Aunque no descarta que el problema sea estructural, Iranzo cree que todavía es pronto para decidirse y habrá que esperar a que se complete el ciclo económico.

500.000 pymes ligadas a la construcción

El 15% de las empresas españolas en 2007 pertenecían a la construcción. Sumaban medio millón. Casi la mitad eran pequeñas y no tenían asalariados.

En los servicios y el comercio prolifera también la pyme. En la industria, en cambio, hay una mayor proporción de grandes empresas.