Inflación

Los inversores, pendientes de las reuniones del BCE y la Fed

La política monetaria de los bancos centrales acapara las referencias en la semana bursátil que comienza. En un contexto de inflación y débil crecimiento, no se espera que el Banco de Inglaterra, la Fed o el BCE muevan el precio del dinero.

Mañana martes tendrá lugar la reunión de la Reserva Federal, y dos días más tarde el Banco Central Europeo decidirá sobre tipos de interés. Los inversores apuestan por que la Fed mantenga los tipos por segunda vez consecutiva. Esto se debe a que 'la situación actual y los resultados macroeconómicos no dejan demasiada opción a realizar movimientos en los tipos', explica Susana Felpeto, de Atlas Capital. 'Sería interesante analizar hasta qué punto, con los problemas que ha reflejado la economía en los últimos meses, la Reserva Federal presidida por Ben Bernanke puede ir aplazando las expectativas de subidas de los tipos de interés, que de momento se mantienen en el 2%', apunta José Manuel Pazos, de IGF.

Las previsiones de ambos analistas respecto al Banco Central Europeo coinciden en que no habrá cambios en la reunión del jueves próximo. El presidente del BCE, Jean-Claude Trichet, ya dejó claro en la anterior subida del pasado mes que dicho aumento era un movimiento puntual, y que la tendencia sería intentar mantener los tipos hasta que la economía se estabilizase. æpermil;sta se encuentra en un momento de transición, a la espera de la evolución en los datos de actividad, el empleo y de los precios de las materias primas, del petróleo y los metales entre otras.

'Es probable que el presidente del BCE se muestre más relajado, y aunque puede que se siga manteniendo duro en sus formas, estará menos tajante en el contenido que cuando situó los tipos en el 4,25%', señala Pazos. Los analistas esperan un discurso de Trichet que deje entrever por dónde irán sus movimientos en sucesivas reuniones. A la luz del mensaje de la entidad se verá si hay movimientos o si el mercado se sigue basando en la publicación de resultados y en los datos empresariales.

Ese mismo jueves, el gobernador del Banco de Inglaterra, Mervyn King, también tiene convocada la reunión sobre política monetaria.

A pesar de que tampoco están previstos cambios sobre el 5% vigente, se enfrentan a una situación más complicada debido a su intenso proceso de desaceleración en tan poco tiempo; han caído los precios de la vivienda, la confianza del consumidor y la fe en la política, que ha perdido peso en los últimos meses.

CLAVES

Las expectativas de inflación a medio plazo se están moderando.

Los datos macroeconómicos de EE UU no dan opción a realizar movimientos en los tipos hasta que no se recuperen.

La subida del BCE de julio de 2008 al 4,25% fue algo puntual que no se repetirá a corto plazo.

En agosto hay poco volumen y mucha volatilidad, donde cualquier movimiento puede alterar el mercado.