æscaron;ltima

Estalla la burbuja de la inversión en campos de golf en España

El precio de las participaciones de clubes de golf se ha reducido más del 30% desde 2006.

Estalla la burbuja de la inversión en campos de golf en España
Estalla la burbuja de la inversión en campos de golf en España

Los golfistas de La Moraleja, el club de golf más exclusivo de Madrid, y de otros campos de España tienen prisa por vender sus acciones como socios. Su precio se ha reducido en un 32% desde 2006, según Pilar Sánchez, administradora del club. 'Es la primera cosa de la que se deshacen'', dice Sánchez. 'La siguiente es la casa de la playa''.

María Dubois, una escritora de viajes de 37 años, pide 75.000 euros por la acción que ella y su marido poseen de un club junto al mar en Sancti Petri, cerca de Cádiz. La pareja destinará los ingresos a un nuevo apartamento y alquilará una participación en el club por unos 200 euros al mes. 'No estoy escasa de dinero, pero es un poco más difícil obtener un préstamo hipotecario'', dice Dubois, 'esto nos ayudará a costearlo''. Con los tipos de interés en torno al 6%, amortizar un préstamo para pagar los 75.000 euros es casi el doble de caro que pagar un alquiler para pertenecer en el mismo club.

'La gente con dinero compró acciones de clubes de golf como una inversión en la década pasada, cuando tenían crédito para lograrlo', dice Javier Olmos, copropietario del 18golf-club. Su empresa gestiona la venta de acciones de campos de golf. 'Se creó una burbuja de precios similar a la del mercado de la vivienda, donde los precios subieron aunque el alquiler era más barato'. El precio para hacerse socio en La Moraleja subió desde los 6.000 euros a finales de los 90 hasta un récord de 110.000 euros en 2006. Ahora puede conseguirse por unos 75.000 euros. Los miembros también pueden pagan mensualmente tarifas de derecho a juego (green fees) de hasta 300 euros.

'Pasa lo mismo que con la burbuja inmobiliaria. Ahora se están ajustando los precios', dice Olmos, que gestiona la compraventa de estas acciones

El sector del golf en España ha subido en línea con el boom de la vivienda. Los inversores financiaron más de 100 nuevos campos en los últimos 10 años, convirtiendo el deporte en un negocio de 1.500 millones anuales. Muchos españoles empezaron a jugar después de la compra de casas anexas a los campos.

Las acciones de los clubes normalmente se negocian de forma privada: los compradores y vendedores se contactan entre sí a través del club o un broker especialista. Los precios de las acciones y derechos registrados en 18golfclub han caído un 30% en el último año, según Olmos.

La Moraleja está ubicada en el mismo lugar donde el ex jugador del Real Madrid, David Beckham, posee una casa. Los 6.000 socios del club pueden encontrarse jugando detrás del ex campeón del Masters de Estados Unidos, Severiano Ballesteros. 'El precio está siempre vinculado a la economía'', dice Sánchez, que lleva en La Moraleja 33 años y ha visto desplomes en 1976 y 1990. 'El golf es un lujo, no una necesidad''.

Ahora que el encarecimiento del crudo y la inflación han afectado la capacidad adquisitiva, otros lujos peligran también. Las ventas del modelo deportivo Q7 de Audi AG, un automóvil de 64.000 euros, el preferido en el centro de Madrid, se hundieron dos tercios en junio con respecto al año anterior, según la Asociación Nacional de Fabricantes de Automóviles y Camiones de España. Las ventas de Bulgari SpA, la tercera joyería del mundo, también están cayendo en España.