Transporte aéreo

Spanair reduce de siete a dos sus bases para ahorrar costes

Spanair presentó el viernes su plan de viabilidad para reflotar la empresa que incluye el despido de 1.100 trabajadores. Los sindicatos, impacientes tras una reunión fallida la semana anterior, se encontraron con un recorte de siete a dos bases aéreas de la compañía -Madrid y Barcelona- con el fin de recortar costes.

Según la empresa, la concentración de las bases es 'imprescindible' porque a la compañía no le queda otra salida si pretende 'ganar en eficiencia, rebajar costes y asegurar la viabilidad'. Además recalcan que las bases que seguirán operativas son las más estratégicas y puntualizaron que la sede de la empresa, propiedad de la escandinava SAS, seguirá estando en Palma de Mallorca.

A la reunión -que duró más de siete horas- acudieron miembros de los diez sindicatos del comité de la empresa, directivos de la aerolínea y de la consultora Boston Consulting (encargada de llevar el plan de viabilidad).

A falta de que se constituya la mesa de negociación, la empresa ya ha informado de que parte de los aviones dejarán de operar a partir del 15 de septiembre. Por el momento, Spanair ha eliminado nueve rutas, el 20% del total.