Crecmiento económico

Las Cámaras calculan que la economía creció sólo un 1,7% interanual de abril a junio

Las Cámaras de Comercio calculan que la economía española creció el 1,7% en el segundo trimestre del año, lo que supondría un punto porcentual menos que el avance registrado entre enero y marzo y constataría la tendencia a la baja de la actividad.

Estas previsiones son, además, una décima inferior a las del Banco de España que, en su último boletín económico difundido esta semana, considera que la economía española creció el 1,8% entre abril y junio y sólo el 0,1% en tasa intertrimestral.

Las Cámaras de Comercio, en su boletín de Situación Económica correspondiente al segundo trimestre, auguran que la evolución para los próximos meses "no permite ser muy optimistas" dado que continuará el deterioro del consumo y de la inversión, con un crecimiento "aún más moderado" que se traducirá en menor empleo.

Además, según sus previsiones, no es de esperar que se produzca una "relajación significativa" en los precios del crudo, por lo que persistirá la presión de estos sobre la inflación y los tipos de interés europeos. En cuanto al sector de la construcción, destacan que sigue reduciendo su actividad y que la industria confirma que no puede relevarlo como pilar de crecimiento a corto plazo.

El informe señala que todos los sectores registraron crecimientos inferiores al 2% durante el segundo trimestre de 2008, excepto los servicios, que mantuvieron un avance superior a esta cifra.

El sector exterior, apuntan las Cámaras, ha mejorado debido al aumento de la demanda externa, que ha hecho subir las exportaciones, al mismo tiempo que las compras procedentes del exterior han disminuido debido a la ralentización del consumo.

Señalan también que la demanda nacional ha reducido significativamente su aportación al crecimiento, puesto que el consumo de los hogares se enfrenta a las dificultades derivadas de una tasa de inflación elevada y un entorno de tipos de interés al alza.

Como consecuencia de esto, apuntan las Cámaras, las familias retrasan sus decisiones de compra de vivienda y la inversión en esta partida alcanza un crecimiento casi nulo.

El contexto actual de incertidumbre, de menor crecimiento, con inflación elevada, tipos de interés al alza y restricción de la inversión productiva, tiene un efecto determinante en el mercado de trabajo y hace que mes a mes el número de parados crezca, agregan. En cuanto a sus previsiones para la eurozona, las Cámaras de Comercio prevén un crecimiento en torno al 1,7% para este segundo trimestre.

Bulgaria, Rumanía y Polonia, apuntan las Cámaras, serán los países que permitan un sostenimiento relativo de la actividad en 2008, mientras que algunos países (como Dinamarca) están ya en recesión técnica y otros (como Irlanda, Reino Unido, Portugal o Estonia) registrarán crecimientos trimestrales negativos en 2008.