Renta fija

Las empresas se refugian en la emisión de pagarés para obtener financiación

Las turbulencias bursátiles han reducido al mínimo las colocaciones en renta variable. Mientras, los pagarés, cuyo importe creció un 28%, hasta alcanzar 91.552 millones de euros, se han convertido en la fórmula preferida por las empresas para obtener financiación.

Las emisiones de valores de las empresas en los mercados financieros españoles ascendieron a 156.113,8 millones de euros en el primer semestre, el 1,6% menos respecto al mismo periodo de 2007, según la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).

El informe de 'Estadísticas de expedientes de emisión y admisión' indica que la mayor parte de estos títulos -que las empresas utilizan para obtener financiación- se emitió en forma de renta fija, por un importe de 155.690,7 millones de euros, lo que supone un incremento del 6,15% respecto al primer semestre del año anterior.

Dentro de esta partida, destacan los bonos de titulización, con 63.043,4 millones, el 11,1% menos que el año anterior, así como los pagarés, que aumentaron el 28%, hasta 91.552 millones.

Por su parte, el importe de las cédulas hipotecarias pasó de 2.600 millones en el primer semestre de 2007 a 1.000 millones en los seis primeros meses de este año, en tanto que los bonos y obligaciones no convertibles descendieron el 93,2%, hasta 95,3 millones de euros.

En cuanto a la renta variable, las empresas que operan en el mercado español pusieron a la venta valores por importe de 366,1 millones de euros, lo que indica un descenso de casi el 97% con respecto a los 12.022 millones de un año antes.

Dentro de la categoría de renta variable, la mayor parte de las colocaciones se realizó en forma de ampliaciones de capital, que sumaron 356,6 millones de euros, mientras que los 9,5 millones de euros restantes correspondieron a ofertas públicas de venta.

Los datos de la CNMV demuestran que las emisiones de renta fija han sido el recurso más socorrido para obtener financiación. Las turbulencias de los mercados han paralizado las salidas a Bolsa en el primer trimestre del año, en claro contraste con lo sucedido el año anterior. Así, el volumen de las ofertas públicas de acciones ascendió en el primer semestre de 2007 a 1.429,4 millones de euros, muy lejos de los 9,5 millones de euros de este año. El mercado asistió en este primer semestre al intento fallido de salida a Bolsa de Itínere. Ha sido en el presente mes de julio cuando el mercado ha acogido la primera colocación, la de las cuotas participativas de la Caja de Ahorros del Mediterráneo, por un importe de 292 millones de euros.Ante la necesidad de renovadas vías de financiación, el mercado especula con que algún banco recurra a ampliaciones de capital en los próximos meses, aunque ninguna entidad financiera ha reconocido por el momento tal intención.