Mercados

Las mayores fortunas apuestan por la Bolsa en plena caída

Contra todo pronóstico, las principales Sicav de los grandes inversores españoles, entre los que figuran las de Alicia Koplowitz y Amancio Ortega, elevaron durante el primer trimestre del año su exposición a la Bolsa española un 18,7%, hasta 412,1 millones. En ese periodo, la crisis bursátil le restó un 12,6% al Ibex 35.

Cuando la mayoría de los inversores huía de la Bolsa española, unos pocos, aunque especialmente influyentes, optaban por la postura contraria. Así, Amancio Ortega, Alicia Koplowitz, Ram Bhavnani y Rosalía Mera han aprovechado los recortes bursátiles para comprar acciones, según revelan sus sociedades de inversión de capital variable (Sicav) que ya han comunicado a la Comisión Nacional del Mercado de Valores la información relativa al primer trimestre del ejercicio.

La excepción corresponde a las del ex presidente de Fadesa, Manuel Jove, aunque esto no impide que, en términos agregados, el apartado de renta variable nacional de las 10 Sicav analizadas (véase gráfico) alcance los 412,1 millones de euros, lo que supone un incremento del 18,7% respecto al último trimestre de 2007. Es más, en términos relativos, el aumento es incluso superior, debido a que el valor conjunto de las carteras retrocedió un 9,3%, hasta situarse en 1.494,4 millones de euros. Esto implica que el peso de la Bolsa española creció un 30,9%.

Alicia Koplowitz. Su principal Sicav, Morinvest, fue la que más incrementó sus posiciones en el parqué español, pues éstas representaban el 60,67% del total, frente al 37,16% del último trimestre de 2007. Según la información comunicada al organismo supervisor, compró unos 4,2 millones de títulos de Banco Sabadell, de forma que al cierre del primer trimestre representaban el 10,7% de su cartera. Entre sus nuevas adquisiciones, destacan Iberdrola, que suponía el 9,8%, Telefónica (2,27%) y Repsol (0,84%). Entre tanto, su desinversión más importante se produjo en BBVA, del que vendió unos 2,7 millones de acciones.

Amancio Ortega. A finales de marzo, el 23% de la cartera de Keblar estaba invertida en renta variable nacional, frente al 20,8% de finales del año pasado. Se reforzó en Banco Santander con 500.000 títulos, en BBVA (900.000 títulos) y, además, entró en BME con unas 28.000 acciones.

Ram Bhavnani. Entre sus dos Sicav con información actualizada, Kalyani e Inversiones Kishoo, el porcentaje de la renta variable nacional ascendía al 31,2%, frente al 21,8% anterior. BBVA y Santander figuran entre los fichajes de ambas sociedades en el trimestre, de los que adquirió 80.000 acciones en el primer caso y 100.000 en el segundo. También compró 136.000 acciones de Telefónica.

Rosalía Mera. La presencia de renta variable española en las sociedades que controla es meramente testimonial. De hecho, su Sicav Soandres no tiene ni un solo euro invertido en dichos activos, mientras que en Breixo el importe ascendía a 3,1 millones de euros en acciones de BBVA y que representaban el 1,8% de la cartera total. Sin embargo, esto supone una incursión respecto al trimestre anterior, cuando su inversión en este apartado era inexistente.

Manuel Jove. El peso de la renta variable nacional en sus Sicav Doniños, Baldaio y Bourdet Inversiones se redujo hasta el 36,1% frente al 38,5% del trimestre precedente, principalmente por la caída del precio de las acciones. En términos absolutos, el importe en este tipo de activos ascendía a 47,6 millones de euros. El cambio más llamativo en sus carteras corresponde a las ventas de unos 111.000 títulos de Telefónica.

LA CIFRA

27,6 es el peso de la renta variable nacional en las 10 Sicav analizadas de los grandes inversores. A finales de 2007, el peso ascendía al 21,1%.

La renta variable extranjera todavía se mantiene como la primera opción

Sube el peso de la Bolsa española, hasta el 27,6% desde el 21,1%, mientras que el de la renta fija nacional es el que más pierde en las Sicav analizadas al situarse en el 13,8% frente al 17,1%. Por su parte, la renta variable internacional baja hasta el 58,2% frente al 61,4% anterior. Pero, pese a todo, este último apartado continúa siendo el principal destino de las inversiones de los más ricos. Rosalía Mera, cofundadora del imperio Inditex, es la que más apuesta fuera de España con el 95,3% de la cartera de sus dos Sicav en activos de renta variable internacional. Precisamente, para su ex esposo, Amancio Ortega, también la renta variable extranjera es la primera opción con un 48,1% del total, si bien este porcentaje supone una caída de 4,8 puntos. Mientras, Alicia Koplowitz ha reducido su exposición internacional hasta el 39,6% frente al 45,7% del trimestre previo.