Acuerdos

FCC y Aldesa se adjudican tramos de una autopista en México por 384,05 millones

FCC y Aldesa se han adjudicado los contratos de construcción de dos tramos de la autopista Durango-Mazatlán de México por un importe total de 384,05 millones de euros, informaron hoy ambas empresas.

Se trata de dos de los tres tramos de la última fase de la autopista, considerada la obra pública más relevante de los últimos años en dicho país, que deberán estar en servicio en 2012.

En concreto, FCC se ha adjudicado la construcción de 18 kilómetros de esta vía, que incluyen la construcción de 16 túneles y doce puentes, por 136 millones de euros.

Por su parte, Aldesa, junto la mexicana Omega, se ha hecho con la construcción de un tramo de 46 kilómetros de la autopista por un importe de 248 millones de euros. Este tramo incluye 25 túneles y 14 puentes.

FCC 12,20 -0,33%

Para las dos empresas los contratos suponen reforzar su negocio de concesiones en México. Aldesa ya logró, junto con Accsa, la concesión de dos autopistas de peaje en el Estado de Chiapas, en tanto que el grupo controlado por Esther Koplowitz se hizo el pasado año con la autopista Nuevo Necaxa-Tihuatlán, de 85 kilómetros de longitud por 400 millones de euros.

El tercer tramo de la Durango-Mazatlán adjudicado por México lo consiguió la local Tradeco Industrial. Se trata de un trazado de 10,3 kilómetros de longitud presupuestado en 127,73 millones de euros.

La autopista es, según el Ejecutivo mexicano, uno de los más grandes y costosos proyectos de infraestructuras del país, dado que cruza la Sierra Madre Occidental, con lo que requiere la construcción de numerosos túneles y puentes.

La Durango-Mazatlán unirá el Pacífico mexicano con el centro-Norte del país y después con el Golfo de México. En total suma 230 kilómetros de longitud, y contará con 63 túneles, 115 estructuras y el puente Baluarte, que se ubicará sobre el río del mismo nombre a una altura de 394 metros.