Coyuntura económica

Merkel ve a la economía alemana equipada frente al bajón pero espera ralentización

La canciller Angela Merkel cree que la economía alemana está actualmente mejor equipada que otras para hacer frente al bajón coyuntural mundial pero cuenta con que el próximo año el crecimiento se ralentice visiblemente.

Durante su tradicional rueda de prensa previa a las vacaciones de verano, Merkel reconoció que Alemania no se puede desvincular de la fuerte inflación que se está experimentando en todas partes, pero subrayó que la situación actual del país es lo suficientemente "robusta" como para encajar este revés.

Recordó que la mayoría de las previsiones económicas parten para este año de un crecimiento, aunque moderado (en torno al 1,8%), pero reconoció que para 2009 la situación se debilitará aún más.

Merkel alabó la decisión del Banco Central Europeo (BCE) de apostar por una política monetaria abocada a contener la inflación, pues, dijo, es un "fenómeno pérfido" de la economía que hace sobre todo daño al hombre de a pie.

La canciller añadió que el empeoramiento de la coyuntura previsto para el año próximo año hace necesaria una política laboral muy cautelosa.

En ese contexto, rechazó nuevamente la introducción de un salario mínimo en Alemania como instrumento nocivo pero reconoció que hay sectores en los que apenas hay vinculación sindical que sí requieren normativas estatales.

A su juicio, para la mayoría de la gente es mejor tener un trabajo aunque sea con contratos precarios subvencionados por el Estado, pero con la posibilidad de retornar al mercado de trabajo, que no tener empleo alguno.