Sanidad

Esperanza Aguirre encarga a Gerens Hill el control de los hospitales privatizados

El Gobierno madrileño de Esperanza Aguirre quiere asegurarse de que las concesionarias de siete nuevos hospitales de la región cumplen sus contratos. La calidad de los servicios prestados por filiales de Sacyr, Acciona, ACS, OHL y FCC será auditada por Gerens Hill, que está implantando ya sus sistemas de control.

La Comunidad de Madrid va a vigilar de cerca la actuación privada en los siete hospitales que han sido entregados a distintas concesionarias durante los próximos 30 años. La cesión de estas instalaciones, con fuerte respuesta desde la oposición, ha centrado buena parte de su política sanitaria, por lo que la presidenta Aguirre quiere evitar sorpresas con el servicio.

La Consejería de Sanidad ha contratado a la gestora de proyectos y prestadora de asistencia técnica Gerens Hill para que dictamine si las labores privatizadas se ajustan a las condiciones recogidas en los contratos. Una alianza que carece de antecedentes en el mercado sanitario europeo, al tratarse del control de siete centros de forma simultánea y a cargo de una sola compañía.

Gerens Hill, dirigida por José Manuel Albaladejo, se encargará de examinar a las empresas que explotan el Hospital Puerta de Hierro (Majadahonda), Hospital del Henares (Coslada), Hospital del Sureste (Arganda), Hospital del Tajo (Aranjuez), Hospital Infanta Cristina (Parla), Hospital Infanta Leonor (Vallecas) y Hospital Infanta Sofía (San Sebastián de los Reyes).

De todos ellos, seis están funcionando y la apertura del Puerta de Hierro es inminente. Las compañías deben responder ante 295 indicadores de calidad en servicios que van desde la limpieza, esterilización, seguridad o la gestión de residuos urbanos y sanitarios, hasta el mantenimiento de viales y jardines, almacenes, personal administrativo y la gestión de los archivos. Tras construir los hospitales, las concesionarias se encargan de todo salvo de poner los médicos.

Entre estas entidades figura Itinere, subsidiaria de Sacyr Vallehermoso que se adjudicó Coslada, Parla y el 20% del Puerta de Hierro para los próximos 30 años.

Acciona gestiona el hospital de San Sebastián de los Reyes. Aranjuez está al cargo de Constructora Hispánica, Sando y Abengoa. Ploder opera el hospital de Vallecas. Y Arganda está en manos de OHL, FCC y Caja Madrid. Todas ellas cobran una parte fija como contraprestación por el esfuerzo que hicieron asumiendo las obras. La otra parte responde a una retribución variable que depende de la calidad del servicio.

Gerens Hill tiene contrato por los dos próximos años con la Consejería de Sanidad, a la que también presta asesoría en materia jurídica e incluso en los aspectos financieros que rodean a estas concesiones millonarias.

La labor de vigilancia es continua y se lleva a cabo mediante equipos integrados en los propios hospitales. Además, las filiales de las constructoras se someten a frecuentes ensayos de calidad y auditorías a cargo de los técnicos de Sanidad.

El interés de Gerens Hill por los hospitales no es nuevo. La firma, que surge a primeros de año con la entrada de la consultora Hill Internacional en la española Gerens Management Group, tiene parte del Hospital de Burgos. Cuenta con el 5% de una concesionaria que lideran OHL (20%), Urbanizaciones Burgalesas (20%) y el Santander (17%), entre otras entidades.

Además, al contrato con la Comunidad de Madrid, Gerens Hill suma otros para gestionar los riesgos financieros en la fase de construcción de tres hospitales con presupuestos de obra que se elevan a 1.000 millones de euros. Son el Hospital del Mar de Barcelona, cuya primera fase concluirá este año; el Hospital de Burgos, con apertura prevista para 2009, y el Hospital de Toledo, con fecha de entrada en servicio fijada para el año 2010.