Para invertir: planes de pensiones

La reacción bursátil no saca de pérdidas a algunas carteras mixtas

Una semana tan volátil y quizás bastante fuera de la realidad como la que ha transcurrido en las Bolsas, orientada más al desahogo que a la recuperación de valores más ajustados al entorno económico y financiero, ha servido sin embargo para recortar en alguna medida las casi humillantes pérdidas que han reflejado algunos planes de pensiones en estas últimas jornadas, con caídas en renta variable de más del 30% en términos acumulados en algunos casos y también en comparación con los niveles de un año atrás. Tal era el deterioro de las valoraciones que la reacción alcista de esta semana, donde los planes han recuperado una media del 3% (por un 4,5% del Ibex), apenas ha sacado de la zona negativa a unos pocos planes de tipo mixto.

No puede la renta variable ofrecer grandes satisfacciones pero el abismo al que habían caído algunas valoraciones parecía fuera de toda lógica. La renta variable de los planes de pensiones registra a estas alturas un retroceso medio del 20%, pero ha llegado a estar cerca del 25% de pérdida en términos anuales. La caída de las Bolsas arrastró inevitablemente a los planes mixtos ya que la intensidad de las pérdidas de la cartera de acciones ha superado las escuetas ganancias de los bonos, a pesar de que la exposición a la renta variable en algunos planes mixtos ha llegado a niveles muy exiguos.

En la práctica, los únicos planes que se salvan de la pérdida generalizada son los defensivos netos que apuestan por activos de renta fija a corto plazo, en los que se alcanzan rentabilidades medias en torno al 2% y de hasta el 4% en términos acumulados en este año. En los planes de renta fija a largo, las pérdidas están bastante extendidas, aunque no alcanzan la cuantía de las de los planes bursátiles. Los peores han acumulado en lo que va de año un 3,6%, pero en renta fija, los plazos largos también cuentan con algunas ganancias en torno al 4%, sobre todo en plazos medios.