Mercados

Valores para sacar partido a la Bolsa con la inflación disparada

Energéticas, concesionarias de autopistas, grupos alimentarios y operadoras de telecomunicaciones son algunas de las compañías que ganan atractivo en un escenario como el actual, en el que la inflación está en el 5%.

El incremento de los precios del petróleo y de los alimentos está llevando a la inflación mundial a niveles del 5%, por primera vez en los últimos diez años. La situación no parece que vaya a mejorar. Justo ayer, en EEUU se publicó que el IPC llegó en junio hasta el 5%, un avance interanual no visto desde 1991. Es momento de ponerle al mal tiempo, buena cara y sacarle partido a esta circunstancia que, por otro lado trae de cabeza a economistas, gobernantes y bancos centrales.

Mientras que el objetivo prioritario de los bancos centrales -Reserva Federal y BCE- se ha convertido en controlar la disparada inflación, los inversores que quieran estar invertidos en Bolsa pueden obtener una rentabilidad a sus ahorros si invierten en los sectores que se benefician de niveles de precios elevados. Las previsiones son muy optimistas para a aquellas compañías, que por la actividad que realizan, tienen una elevada capacidad para elevar los precios.

Y más teniendo en cuenta que este fenómeno es generalizado en todas las economías y parece que no va a cambiar, al menos en los próximos meses. El propio Fondo Monetario Internacional (FMI) estima que, tan sólo el incremento de los precios de los alimentos ha supuesto cerca del 45% de la inflación global en el pasado año, frente al 26% de 2006, siendo mayor el impacto en las economías emergentes, en torno al 70%, que en las economías avanzadas (20%).

Rafael Romero, director de inversiones de Unicorp Patrimonio, cree que sería interesante sobreponderar determinados sectores en un escenario de mayor inflación. Los sectores con precios regulados como el eléctrico-energético, el de autopistas y el de telecomunicaciones están entre las recomendaciones del experto. Dentro del energético, los expertos ven con mayor atractivo a las empresas que se dedican a la distribución.

Los analistas de Norbolsa siguen "teniendo una recomendación positiva en las compañías de infraestructuras energéticas, gracias al apoyo que en sus planes de crecimiento tienen las inversiones en infraestructuras que contempla el reciente aprobado Plan Estratégico 2008-16". Enagás es su favorito gracias a las mayores oportunidades de crecimiento con la que cuenta el desarrollo de la red gasista.

La compañía recibió en los últimos días el impulso de Fortis que le ha elevado la recomendación desde mantener a comprar y el precio objetivo hasta 22,5 euros. El motivo de esta mejora de las estimaciones es, según el banco belga holandés, las revisiones del plan de inversiones y el nuevo marco retributivo del transporte.

La firma, además, no descarta volver a subir sus previsiones si se corrige, como se espera, la divergencia que existe en estos momentos en el marco regulatorio del gas, con una fuerte desviación de la rentabilidad de los activos de transporte con respecto a la regasificación y almacenamiento. Aunque la compañía cotiza con cierta prima respecto a sus competidoras europeas, estos niveles están justificados por las mejores perspectivas de crecimiento futuro. Enagás, que cae un 15% desde comienzos de año, tiene un potencial de revalorización del 34,6% según el precio objetivo de 22,68 euros que fija el consenso de analistas de Bloomberg.

El de autopistas es otro de los sectores atractivos. Norbolsa se decanta por la concesionaria del grupo Ferrovial, Cintra, como opción defensiva para hacer frente al menor crecimiento económico y al repunte de la inflación. "El fuerte descuento que presenta (tras datos débiles de tráfico en algunas de sus principales autopistas) supone una oportunidad a medio plazo de entrar en una compañía con una excelente trayectoria y posicionamiento en el sector de gestión de infraestructuras de transporte", explica la sociedad de valores vasca.

Aunque por otras muchas razones de peso, Telefónica forma parte del grupo de los impulsados por la inflación elevada. Norbolsa tiene una recomendación de compra y un precio objetivo de 22 euros. "El valor sigue mostrando una extraordinaria solidez en la consecución de sus objetivos, incluso en un entorno económico más adverso", aseguran estos expertos que añaden que "el mercado irá atenuando sus temores a nuevas operaciones corporativas de gran tamaño por parte de Telefónica en la medida que la compañía anuncie en los próximos meses compromisos más ambiciosos de remuneración al accionista (mayor dividendo y/o ampliación importante del plan de recompra de acciones).

Fuera de Bolsa española

Los que prefieran invertir en otras Bolsas europeas tienen algunas compañías atractivas, según los analistas. En el sector consumo, Norbolsa llama la atención sobre compañías que tienen un sesgo menos cíclico. Nestlé es su preferido, teniendo en cuenta su capacidad de fijación de precios en un entorno alcista en el precio de los alimentos y su carácter defensivo ante un menor crecimiento económico y un repunte de la inflación.

En este sector, Rafael Romero, de Unicorp Patrimonio, se decanta por el gigante francés Danone. Esta semana, la compañía gala ha recibido una revisión al alza de su recomendación por parte del broker suizo UBS que ha retirado la recomendación de venta que tenía. La venta de Kraft el año pasado le ha generado unas suculentas ganancias disparando un 200% su beneficio de 2008 cuando ganó 4.180 millones de euros frente a los 1. 350 millones registrados un año antes. Los expertos señalan que esta compañía está muy castigada -pierde un 27,65% en el año- pero ofrece un potencial del 30% respecto al precio objetivo de consenso de Bloomberg.

En el sector de materiales básicos, Norbolsa encuentra varias compañías interesantes que también tienen alta capacidad de fijación de precios. Su opción es Arcelor Mittal. A la ya nombrada ventaja se une "su adelantada estrategia de integración vertical, que le cubre parcialmente de aumentos de precios de sus materias primas, y su mayor tamaño, que le otorga economías de escala que suponen un factor de competitividad clave en el sector".

Productos para refugiarse de la inflación

Los expertos creen que hay múltiples opciones para batir a la inflación o, al menos, protegerse de ella. En este sentido los expertos de Norbolsa recomiendan invertir en depósitos a corto plazo, "opción sin riesgo y alta liquidez". Por otro lado, llaman la atención sobre los bonos ligados a la inflación que protegen de los repuntes inflacionistas. Sin embargo, advierten que la liquidez no es tan elevada como en los depósitos a corto plazo.