Tribunales

Las pipas Churruca ya tienen un sólo dueño

El litigio entre los hermanos López Lluch finaliza con una subasta pública en la que Luis López se ha hecho con la marca.

Luis López Lluch ha conseguido ganar en subasta pública la titularidad de la marca Churruca y el logotipo (el famoso cocinero sonriente con el gorro blanco) por 7.120.000 euros a su hermano José, que también participó en la subasta junto a otros dos postores. Así, después de más de seis horas de pujas, acaba una cadena de pleitos que se han extendido durante los últimos 19 años y que han enfrentado a ambos hermanos por el uso de la conocida marca. Esta subasta pública fue ordenada por el juzgado de Primera Instancia número 20 de Valencia en 2003. La justicia resolvía así poner punto y final al litigio por su control y José López Lluch deberá dejar de comercializar los deberá de dejar de utilizar tanto el nombre como el icono en todos los productos que comercializa a través de su compañía STI Ibérica..

Churruca es una de las empresas españolas de frutos secos más conocidas. No sólo en España, sino también, en el extranjero. Los hermanos López Lluch la heredaron de su padre al 50%. A finales de los años 80, problemas relacionados con la gestión de la compañía, distanciaron a los dos hermanos herederos de la marca. Luís, mediante dos ampliaciones de capital, logró el control de la sociedad. A partir de ese momento la lucha entre los dos hermanos se agravó. José impugnó las ampliaciones, que fueron resultas por el Tribunal Supremo a favor del Luis - según informa el letrado Rafael Monterde - y creó una empresa paralela, STI Ibérica, con la que desde 1998 comercializaba frutos secos también con la marca Churruca. Luis lo denunció, pero una sentencia judicial reconoció el derecho de los dos hermanos a utilizar la misma marca, al interpretar que ésta no es propiedad de la sociedad Productos Churruca, sino de los hermanos por herencia.

A partir de esa sentencia, los dos hermanos optaron por utilizar la marca Churruca para sus productos, aunque Luis decidió lanzar al mercado nuevas marcas en el sector de los frutos secos. Luís intentó también comercializar algunos productos utilizando el nombre de la sociedad, Productos Churruca, SA, pero una sentencia dictada el pasado 30 de noviembre impedía utilizar esta denominación más allá de la identificación social de la compañía. Fue en esa misma sentencia cuando el juez decidió sacar a subasta la marca abierta a terceras postores.

El bufete Boronat Abogados, que ha asesorado y asistido a Luis López Lluch, informó que la subasta se abrió con un mínimo de dos millones de euros y que Luís, al ser copropietario de la marca y el logotipo, sólo deberá pagar la mitad del precio de adjudicación, según el letrado de este bufete Rafael Monterde.

Productos Churruca S.A., fundada en 1932, es una empresa líder en la Comunidad Valenciana en el sector de los frutos secos, tiene cerca de 200 empleados y además del mercado español tiene una presencia destacada en países de Oriente Medio y en Turquía.