Temor

Persiste el miedo en el sector financiero

Prueba de fuego para el sector bancario mundial. La tormenta desatada por los créditos subprime (de alto riesgo) en EE UU parece que no amaina. Los inversores desconfían de que lo peor de la crisis haya pasado y miran con lupa cualquier movimiento relacionado con los principales bancos de inversión, temerosos de que si se produce una nueva víctima de la crisis esto degenere un efecto en cadena. Por ello, el plan de la Reserva Federal para impedir que el estado de alerta suba un grado ha conseguido contener los nervios, pero no calmarlos por completo. Una incertidumbre que ha puesto en cuarentena al sector financiero y que se está cobrando una elevada factura en sus cotizaciones. Ayer, Lehman Brothers, la entidad que lleva semanas bajo sospecha, se dejó otro 7% y National City, más de un 18%. Bank of America perdió más de un 7% y Citi más del 6%.

En España, la banca mediana recibió otro castigo, debido a su exposición al mercado inmobiliario y los indicios de que el repunte de la tasa de morosidad va a ser mucho más acusado de lo esperado. Además de Popular, que encajó la mayor pérdida del Ibex 35 y se instala ya en mínimos desde 2001, Banesto cedió un 0,33%, Sabadell un 0,2% y Bankinter, un 0,16%. Salvo Banesto que presentó resultados el pasado jueves, las otras tres entidades desnudarán sus cuentas ante los inversores la próxima semana.

Resultados

Semana crucial de resultados. El jueves, publicarán sus cuentas del segundo trimestre Merrill Lynch y JPMorgan, mientras que al día siguiente será Citi el encargado de dar a conocer el impacto de la crisis subprime en su beneficio.