Suspensión de pagos

Martinsa-Fadesa insta concurso de acreedores al no lograr un crédito de 150 millones

El Consejo de Administración de Martinsa-Fadesa ha decidido instar un Concurso Voluntario de Acreedores cuyo objetivo último es garantizar la continuidad de su proyecto empresarial.

Según consta en la nota de prensa de la inmobiliaria, esta decisión se adopta ante la constatación de las graves dificultades de tesorería "que genera la no obtención del crédito de 150 millones de euros que la compañía precisaba para dotarse de liquidez y seguir desarrollando sus proyectos con normalidad".

Tanto el presidente de Martinsa-Fadesa, como el resto de los miembros del Consejo de Administración, continuarán desempeñando sus funciones al frente de la empresa.

La inmobiliaria permaneció suspendida de cotización durante la sesión de hoy, afectada por los rumores sobre un posible concurso de acreedores (antigua suspensión de pagos).

El pasado viernes la inmobiliaria pidió al sindicato de 45 bancos un aplazamiento para conseguir un crédito de 150 millones de euros. Así, habiendo transcurrido el plazo sin obtener el mencionado crédito, ¢la compañía ha solicitado un permiso al sindicato bancario para prorrogar hasta el 7 de agosto el plazo para cumplir esta condición¢, según comunicó a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).

Adicionalmente, la inmobiliaria explicó que la obtención del préstamo es ¢una de las numerosas obligaciones de hacer que contempla el contrato¢ y añade que su no obtención ¢podría ser causa de vencimiento anticipado del mismo¢.

A principios de mayo, el grupo inmobiliario anunció el cierre de la refinanciación de 4.000 millones de euros de deuda, sobre un total de 5.100 millones, y un aplazamiento de los principales pagos hasta el año 2011.

Antes de la suspensión, las acciones de Martinsa-Fadesa restaban un 24,74% y se cambiaban a 7,30 euros.