CECA

La morosidad podría duplicarse en 2009 y llegar hasta el 4%, según las cajas de ahorros

El presidente de la Confederación Española de Cajas de Ahorros (CECA), Juan Ramón Quintás, anunció hoy que la tasa de morosidad podría situarse en el 4% en 2009, aunque aseguró que para este año la previsión se mantendrá en niveles similares a los actuales, ligeramente por encima del 2%.

¢Han cambiado bastante las previsiones respecto al próximo año ya que parece que va a ser el peor de todos¢, subrayó Quintás tras su intervención en el VIII Encuentro Financiero Internacional organizado por Caja Madrid y Unidad Editorial.

El presidente de la CECA revisó así su anterior previsión sobre la morosidad en la que situaba la tasa en el 2% este año si la economía crecía a ese ritmo, y un punto más en 2009, sobre el 3%, si continuaba la desaceleración.

El presidente de la CECA señaló que tras la revisión del crecimiento económico, la previsión sobre la tasa se morosidad en 2008 se mantiene sobre el 2,3%, pero que en 2009 podría crecer dos puntos, un punto más de lo previsto inicialmente, y alcanzar el 4%.

Crédito al ritmo del PIB nominal

Por otro lado, el presidente de la CECA reconoció que el crecimiento del crédito ha estado hasta ahora por encima del Producto Interior Bruto, pero que a partir de ahora adecuará su evolución a la del PIB nominal.

En este sentido, recordó que las entidades financieras, empresas y familias están intentando ¢desapalancarse¢, lo que significará ¢técnicamente¢ que la tasa de crecimiento del crédito se va a ¢igualar o pasar por debajo¢ del PIB.

Asimismo, explicó que si las familias y las empresas comienzan a deshacer su endeudamiento, ahorrarán más y solicitarán menos créditos, lo que tendrá como consecuencia que crezca menos y, por tanto, converja con el PIB. Sin embargo, destacó que es situación es normal y que no es ¢ni insano ni preocupante¢.

Quintás coincidía así con el presidente de Caja Madrid, Miguel Blesa, quien durante su intervención en el encuentro auguró que el crecimiento del crédito podría situarse por debajo del PIB nominal en 2009 y en 2010.