_
_
_
_
_
Tendencias

El mejor amigo de los niños en la piscina

Son las cuatro y media de la tarde. Una mujer llega a la piscina y se tumba mientras su hijo de tres años juega cerca de ella. De pronto, deja de oír la voz del pequeño. Se levanta asustada, lo busca con la mirada y, finalmente, lo descubre cerca del agua. Casos como éste acabaron el año pasado de forma trágica, con un balance de 70 niños ahogados en piscinas. Todos ellos fueron 'perdidos de vista por sus padres o cuidadores' cinco minutos antes de registrarse el percance mortal, según afirma un estudio realizado por la asociación de Defensa e Integración de Accidentados.

Conscientes de la existencia de un mercado en torno a la seguridad de los niños, la industria de seguridad ha creado productos para facilitar la vigilancia de los menores en la utilización de las piscinas. Entre los productos más innovadores destacan las pulsera-alarma para niños, que consisten en un emisor que el pequeño lleva en la muñeca y que está en constante comunicación con una centralita. Al contacto de la pulsera con el agua, la comunicación se pierde y salta la alarma.

El dispositivo funciona tanto en agua dulce como salada, tiene un perímetro de seguridad de 30 metros, funciona con pilas y puede resistir una fuerza equivalente a la de un niño de cinco años. El coste de la pulsera oscila desde 500 euros con mando a distancia o 300 sin mando (en webs, como www.alarma-piscina.com o www.seguridad-plus.com) hasta precios más asequibles, como es el caso de las comercializadas por Leroy Merlin (59 euros, una pulsera y 99,95 el pack de dos). 'Estas medidas de seguridad no eximen de la responsabilidad de los padres en el cuidado y atención de los menores, pero suponen una gran ayuda en la vigilancia y sobre todo ofrecen a los adultos sensación de seguridad y tranquilidad' comenta Daniel Toco, Directo de Productos de Jardín de la empresa.

Otro dispositivo de seguridad es la alarma de movimiento, un detector de caída de objetos al agua. Cuando la alarma detecta que un objeto de más de 4 kilos entra bruscamente en el agua, se dispara y suena. Está pensado para avisar si un menor cae al agua. Según fuentes de Leroy Merlin, el coste del producto es de 159 euros. Junto a los dispositivos tecnológicos, el sistema de seguridad más difundido es la valla de seguridad, barreras de protección para piscinas de uso individual y colectivo, que han sido creadas con el fin de imposibilitar la entrada de los menores. Su altura debe ser siempre igual o superior a 1,10 m. El coste es de 74,95 euros por metro cuadrado.

Consejos básicos para prevenir ahogamientos infantiles

Prevención. Es importante recordar que hay que vigilar a los niños en todo momento y no actuar como si fueran adultos, porque no lo son.Responsabilidad. Los pequeños deben estar siempre al cuidado de un adulto.Control. Los niños tienen que mantenerse fuera del denominado perímetro de peligro, es decir, fuera de las vallas que rodean las piscinas, ya sea en el césped o en la arena.Supervisión. Deben bañarse con un adulto siempre.Reacción. En caso de accidente hay que rescatar a la víctima, llevarla a la orilla con el sistema de remolque, sacarla, hacer un reconocimiento, llevar a cabo una primera reanimación y, por supuesto, llamar inmediatamente a atención sanitaria.

Archivado En

_
_