Telefonía

Los consumidores piden la pena máxima para las operadoras de móvil por pactar precios

Las organizaciones de consumidores no tienen ninguna piedad con las operadoras de telefonía móvil Telefónica, Vodafone y Orange. La Comisión Nacional de la Competencia (CNC) ha divulgado el pliego de concreción de hechos del expediente que sigue contra estas compañías y en él concluye que las tres subieron de manera concertada el precio del establecimiento de llamada de 12 a 15 céntimos en marzo de 2007.

Fueron las asociaciones de consumidores las que denunciaron esta actuación, así que ahora se felicitan de la decisión de la CNC y piden la máxima sanción para las operadoras. 'El 10% de su volumen de negocio en un año', recuerda Facua que dice la legislación.

La OCU y la Ceaccu se han pronunciado en el mismo sentido. Puesto que Telefónica, Vodafone y Orange facturaron 14.777 millones de euros en España el año pasado por servicios de móvil, su petición implica una multa conjunta de casi 1.500 millones, de los que más de 700 millones corresponderían a Telefónica.

En sus denuncias ante Competencia, las organizaciones de usuarios acusaron a las telefónicas de aprovechar la ley que eliminaba el redondeo para subir sus tarifas y, sobre todo, para elevar el coste del establecimiento de llamada un 25% para compensar la merma de ingresos.

Ahora, la Comisión Nacional de Competencia ha remitido un informe a las tres operadoras en el que constata indicios de ilegalidad al pactar una subida de precios que entró en vigor simultáneamente el 1 de marzo de 2007.

Las organizaciones piden, por ello, una sanción ejemplar que evite en el futuro prácticas simulares, aseguraron ayer. Pero, según sus cálculos, la sanción tampoco excedería mucho de lo que han ganado con sus prácticas, incluso aunque fuera la pena máxima. Según Facua, la subida de precios les viene reportando 78 euros al mes a las operadoras, así que han ganado unos 1.200 millones desde marzo de 2007 hasta el momento actual.

La OCU, por su parte, considera que sólo con la subida del 25% del establecimiento de llamada pactada por las tres operadoras, las compañías recuperarían el 60% de lo ingresado de más por el redondeo.