XIX Congreso Mundial del Petróleo

La especulación con el crudo enfrenta a Sebastián y las petroleras

La mayor reunión mundial de la industria petrolera se abrió ayer en Madrid con discrepancias respecto a la influencia de la especulación en la subida del precio del petróleo. Mientras los principales dirigentes empresariales hablaban de 'dificultades de la oferta' para hacer frente a la demanda, el Gobierno español denunció deficiencias en los mercados de futuros.

La especulación con el crudo enfrenta a Sebastián y las petroleras
La especulación con el crudo enfrenta a Sebastián y las petroleras

Los responsables de las principales compañías petroleras del mundo minimizaron ayer el impacto del componente especulativo sobre la escalada que ha llevado al precio del petróleo a duplicarse en el último año. En el marco del XIX Congreso Mundial del Petróleo, inaugurado ayer en Madrid por el Rey don Juan Carlos, los líderes de Repsol YPF, British Petroleum o Royal Dutch Shell sostuvieron que el brusco encarecimiento del oro negro se ha debido a la inadecuación de la oferta al crecimiento de la demanda derivado de las economías emergentes. Las dificultades para acceder a nuevos yacimientos o los 'excesivos' impuestos explicarían, a su juicio, el grueso del aumento de los precios.

El congreso petrolero, que agrupa hasta el jueves a responsables de 60 países, sirvió para escenificar fuertes discrepancias entre los mandatarios empresariales y gobiernos como el de España. El ministro de Industria, Miguel Sebastián, habló directamente de especulación, a la que culpó de haber creado 'una burbuja dañina', y reclamó reformas en el funcionamiento de los mercados de futuros para atajarla. Las discrepancias entre políticos y empresarios del sector no son nuevas. En el último Consejo Europeo, los ministros de la UE reclamaron a las petroleras que explicasen las causas de las últimas subidas de precios.

La polémica de ayer se produjo en un momento especialmente álgido: el precio del petróleo alcanzó ayer nuevos máximos históricos tanto en Europa como en Estados Unidos. El barril de crudo tipo Brent, de referencia en Europa, llegó a cotizarse en el mercado de Londres a 143,91 dólares. Al otro lado del Atlántico, el barril de crudo West Texas Intermediate cotizó al precio récord de 143,67 dólares.

El precio del barril de Brent llegó ayer a rozar por primera vez los 144 dólares, para luego caer cuatro

Buena parte de los analistas relacionaron el último repunte con el crecimiento de la tensión política entre Irán e Israel. El gobierno iraní afirmó ayer impondrá controles al paso de envíos en el Golfo Pérsico y en el Estrecho de Ormuz si su país es atacado. Por ese paso marítimo que separa Irán de Arabia pasa cerca del 40% del flujo petrolero del mundo.

Ese nuevo factor de dudas pudo ayudar a la subida de los precios del petróleo, pero da la impresión de que las explicaciones puntuales sirven poco para predecir el comportamiento del mercado. Ayer mismo, después de poner su nuevo récord cerca de los 144 dólares, el precio del barril de Brent retrocedió hasta llegar a situarse en torno a 140 dólares.

El precio del petróleo se ha doblado en los últimos doce meses, y sólo en la mitad de 2008 ya ha aumentado un 40%. El aumento de la demanda de países como China e India (el actual, y, sobre todo, el esperado para el futuro) ha sido uno de los principales motivos del encarecimiento. Otros factores se ligan al lado de la oferta, como el descenso de la producción en Irak, los ataques a instalaciones en Nigeria o las tensiones entre Irán y buena parte de la comunidad internacional.

A esos elementos de oferta y demanda hay que sumar explicaciones financieras, como la depreciación del dólar, la caída de las bolsas o el crac inmobiliario en Estados Unidos, que han favorecido la inversión en un mercado como el del petróleo. La importancia de cada factor sigue siendo objeto de debate.

Cambios en los mercados de futuros

El gobierno español tiene clara su postura sobre la posible especulación en los mercados petroleros. El ministro de Industria, Turismo y Comercio, Miguel Sebastián, aprovechó ayer su discurso en la inauguración del Congreso para afirmar que los movimientos en los mercados de futuros han permitido 'un excesivo apalancamiento', de modo que, dentro de ellos, las operaciones de fondos de inversión han incrementado la demanda en 850 millones de barriles al año. Esa cantidad equivale, según Sebastián, al 90% del crecimiento de la demanda de petróleo de China, la principal potencia emergente y a la que numerosos analistas señalan como principal responsable del fuerte encarecimiento del petróleo.

Sebastián afirmó que la escalada 'tiene un fuerte componente especulativo', e instó a los países desarrollados a que introduzcan reformas en los mercados de futuros. A su juicio, es necesario elevar las restricciones 'para desincentivar la participación de fondos institucionales y reducir la capacidad de apalancamiento de dichos fondos'. El ministro lamentó que la producción no se haya acompasado al ritmo de avance del PIB mundial, y valoró en este sentido el 'reciente esfuerzo realizado por Arabia Saudí', que ha anunciado un aumento de sus exportaciones.

Pese a la polémica sobre su incidencia en los precios de los alimentos, Sebastián se refirió a los biocombustibles como 'una alternativa adecuada' a la subida del precio del petróleo.

Además, sugirió medidas adicionales como el fomento del ferrocarril, las autopistas del mar, el transporte público urbano, el acortamiento de las rutas aéreas o la promoción de los coches eléctricos e híbridos.

La opinión de los empresarios

Jeoren Van der Veer. Presidente de Royal Dutch Shell. El máximo dirigente de la petrolera holandesa Shell afirmó ayer que existe suficiente oferta de crudo para hacer frente a la demanda de la actualidad, aunque 'la situación del mercado es muy ajustada'. Esa circunstancia lleva, según Van der Veer, a que muchos participantes del mismo teman 'de forma justificada' que la oferta futura de petróleo no sea suficiente para igualar la demanda. En definitiva, hoy hay petróleo suficiente, pero no está claro que en el futuro lo haya . 'No pensamos que los mercados financieros estén liderando la especulación; probablemente, lo que hacen es seguir lo que otros temen como fundamentos de largo plazo. No creo que se pueda culpar a la especulación por el precio del crudo'.

Tony Hayward. Consejero delegado de BP. El consejero delegado de British Petroleum, Tony Hayward, calificó ayer de 'mito' la idea de que los inversores financieros que participan en los mercados de futuros han inflado el precio del petróleo. Hayward explicó que el problema de la cotización se encuentra en una insuficiencia del crecimiento de la oferta para igualar el tirón alcista de la demanda de crudo. Según sus propias palabras, 'la oferta no está respondiendo de forma adecuada a la demanda', una variable que, a su juicio, seguirá siendo fuerte durante al menos cinco años. El responsable de BP recordó que las materias primas han cuadruplicado su valor en los últimos años y afirmó que los inversores tienen la impresión de que 'los precios van a aumentar'.

Antonio Brufau. Presidente de Repsol YPF. El presidente de Repsol YPF, Antonio Brufau, restó ayer importancia a la influencia de la especulación en los precios del petróleo, aunque sí reconoció que las inversiones financieras han acudido a los mercados de materias primas en busca de valores de refugio. Brufau reconoció que la debilidad del dólar, el aumento de los tipos de interés y la crisis económica en Estados Unidos han movido flujos financieros hacia las materias primas; sin embargo, el dirigente de Repsol apuntó a las expectativas de mayor demanda de las economías emergentes como una de las principales causas del alza del precio. Además, Brufau arremetió contra la fuerte fiscalidad, de hasta el 90%, con las que algunos países gravan a las petroleras.