Subasta

Buffett cotiza al alza: almorzar con él cuesta 2,1 millones de dólares

La subasta 'online' para comer con el hombre más rico del mundo en Nueva York finalizó por una cantidad de más del triple de los 650.000 dólares pagados el año pasado.

Zhao Danyang, que gestiona el Pureheart China Growth Investment Fund, en Shenzhen, ganó la subasta al ofrecer 2,11 millones de dólares según Denise Lamott, una portavoz de Glide Foundation. Glide, una organización benéfica de San Francisco, recibirá todos los ingresos de la subasta.

Fue la novena subasta anual de Buffett en beneficio de Glide, y la cuarta vez consecutiva que la oferta ganadora bate un récord. Un total de nueve oferentes colocaron 78 ofertas durante cinco días de la semana pasada, según el sitio de subastas eBay.

Buffett, presidente de Berkshire Hathaway Inc., amenizará a Zhao y a siete acompañantes en un restaurante en Nueva York y contestará a cualquier pregunta excepto lo que él esta comprando y vendiendo. Elogió a Glide, que proporciona servicios como formación profesional, atención médica y 750.000 raciones de comida anuales a los pobres.

``Acoge a personas que han tocado fondo y las ayuda a recuperarse'', dijo Buffett, de 77 años, en una entrevista realizada antes de sentarse a principios de la semana pasada con los ganadores del año pasado. ``Para eso es para lo que estamos aquí''.

El hombre más rico del mundo, Warren Buffett, convirtió el fabricante textil Berkshire Hathaway en una sociedad con un capital de 200.000 millones de dólares. Berkshire tiene una cartera de acciones de 72.000 millones de dólares y posee negocios como la aseguradora de automóviles Geico, la cadena de restaurantes Dairy Queen, la firma de pinturas Benjamin Moore y la de ropa interior Fruit of the Loom.

Buffett posee alrededor del 28% de Berkshire, con sede en Nebraska, lo que le ha convertido en el hombre más rico del mundo, según la revista Forbes. Hace dos años prometió donar la mayor parte de sus acciones a la Fundación Bill & Melinda Gates.

La fallecida Susan Buffett, primera esposa del multimillonario, trabajó como voluntaria en Glide, que fue fundada en los años 60 por el reverendo Cecil Williams en el barrio marginal de Tenderloin, en San Francisco.