Genéricos

El Gobierno armonizará patentes con UE antes de fin de año, según Farmaindustria

Farmaindustria, patronal del sector, cree que el Gobierno procederá a la "plena armonización" del sistema español de patentes con el europeo antes de que concluya este año.

El ministro de Sanidad, Bernat Soria, se comprometió a revisar el modelo actual en fechas previas a las elecciones generales, atendiendo así la demanda más reiterada del sector farmacéutico, a la que se negaba en rotundo la ex ministra Elena Salgado.

Hoy, durante la clausura de la asamblea anual de Farmaindustria, Soria ha enmarcado este asunto en un nuevo Plan Sectorial para la Industria Farmacéutica que "permitirá disponer de la estabilidad necesaria para un mayor desarrollo de la I+D+i".

El Plan aumentará la competitividad y la proyección exterior de la industria farmacéutica y generará riqueza y puestos de trabajo, en opinión del ministro.

El presidente de Farmaindustria, Antoni Esteve, ha expresado en rueda de prensa su confianza en que se presente antes de que finalice 2008, incluyendo la homologación del sistema de propiedad industrial español con respecto al europeo.

La demora, por la que aún no se ha desarrollado este "compromiso firme", se debe a que el Gobierno "se está reordenando", con la creación de un Ministerio de Ciencia e Innovación, ha matizado.

El plan sectorial se debe "acompasar" a estos reajustes, pero sin que eso signifique que haya "escollos ni escepticismo" porque éste es un "tema de Gobierno" que vendrá "no sólo bendecido sino también liderado" por su presidente, José Luis Rodríguez Zapatero, en colaboración con Sanidad, Ciencia, Industria y Economía.

El director general de la patronal farmacéutica, Humberto Arnés, ha afirmado que la situación de las patentes en España tiene una solución "política y jurídica".

De hecho, los tribunales están "dando ya la razón a algunos litigios" que han formulado las compañías innovadoras ante los genéricos.

"Un país que quiere apostar claramente por la innovación debe de dar cobertura a esta demanda para armonizar de una vez por todas nuestro sistema de propiedad industrial con el que tienen todos los países desarrollados, con los que tenemos que competir", ha esgrimido.

Por su parte, la industria se ha comprometido a jugar un "papel de liderazgo" en el sistema privado de investigación que "no sólo va a continuar" sino que "va a aumentar".

Esteve ha puntualizado que si actualmente supone cerca del 20 por ciento de la inversión privada en I+D, en los "próximos años" se superará este porcentaje.

"Si hoy dedicamos el 6 por ciento del total de ventas farmacéuticas a I+D, en un futuro próximo estaremos cerca del 10", ha prometido, al agregar que estos compromisos deben "quedar muy claros y debe ser posible objetivarlos".

Arnés ha recordado que en la adhesión de España a la UE en 1986 se estableció un periodo transitorio en materia de patentes, admitiendo las de productos farmacéuticos sólo a partir de 1992.

Como consecuencia, y hasta 2012 -dado que la vigencia de las patentes es de veinte años-, en la actualidad algunos medicamentos gozan de protección en la UE y no en España, pudiendo aparecer, por tanto, su genérico aquí pero no en Europa.

Esta situación implica efectos negativos directos para las compañías, como pérdida anticipada de mercado en España de los productos innovadores, por la entrada de genéricos, e inclusión de estos en el sistema de precios de referencia, lo que significa una reducción de su coste en la venta al público.

Actualmente hay una quincena de fármacos afectados por esta situación, que representan algo más del 10 por ciento del mercado, muchos de los cuales se encuentran en la cima de confianza terapéutica por parte de los médicos.

Esta falta de armonización con Europa está provocando que España "pierda atractivo" como país receptor de nuevas inversiones y merma la capacidad de un sector competitivo para investigar.