Informe

España crecerá un 1,5% en 2008 y sufrirá un "reajuste doloroso", según S&P

España se encuentra entre los países con mayor déficit comercial de la eurozona, lo que implica que la política monetaria más restrictiva por parte del Banco Central Europeo (BCE) provocará un reajuste "doloroso" a corto plazo, ya que la devaluación unilateral ya no es una opción, a diferencia de la crisis de 1992, según Standard & Poor's, que pronostica un crecimiento del PIB del 1,5% en 2008 y del 1,6% en 2009.

Un informe elaborado por el economista jefe para Europa de la agencia de calificación, Jean-Michel Six, señala que en esta ocasión la Unión Monetaria Europea ofrece una sólida protección a aquellos países miembros con grandes déficit por cuenta corriente, pero advierte de que esta protección es "temporal".

"De este modo, las tendencias de crecimiento del PIB probablemente serán divergentes en el seno de la eurozona durante los próximos 18 meses, y España, Grecia, Portugal e Irlanda, probablemente experimentarán una aguda caída del crecimiento del PIB", señala el documento.

En este sentido, S&P prevé que la economía española crecerá un 1,5% en 2008 y un 1,6% en 2009, mientras que la inflación se situará en el 4,2% en 2008 y el 3% en 2009. Por su parte, la tasa de desempleo podría alcanzar el 10,2% este año y subir al 10,5% en 2009.

Por otro lado, la agencia de calificación destaca que la tasa de ahorro disminuyó en 2007 en España al 10,1%, frente al 10,5% del año anterior, mientras que los préstamos a los hogares registraron un descenso de de cinco puntos porcentuales en el tercer trimestre de 2007 respecto a la media de 2006, hasta el 16%.

"Los últimos datos de los bancos centrales desde comienzos de 2008 confirman esta tendencia de un marcado descenso en el crecimiento de los préstamos a los hogares en España, Irlanda e Italia", señala el informe.

De este modo, S&P pronostica que la demanda de los consumidores mostrará tendencias divergentes en Europa durante el próximo año y medio, y afirma que en los países con elevadas tasas de endeudamiento familiar, el menor crecimiento del crédito a los hogares y las mayores presiones inflacionistas afectarán mucho al gasto de los consumidores.

"Esto es cierto para España, donde esperamos que el consumo crezca un 1,5% en 2008 y un 1,3% en 2009. De forma similar, la demanda de los consumidores se debilitará significativamente en Irlanda al 2% este año y al 1,8% en 2009", afirma Six.

El BCE podría subir los tipos medio punto este años

Por otro lado, Standard & Poor's pronostica que el Banco Central Europeo acometerá dos subidas de tipos de un cuarto de punto cada una en lo que queda de año para mantener los tipos estables en 2009, mientras que el Banco de Inglaterra mantendrá los tipos estables en el actual 5% durante los doce próximos meses.

Asimismo, la agencia señala que después de una serie de recortes de los tipos de interés para preservar el crecimiento de Estados Unidos, la Reserva Federal está reequilibrando sus prioridades y ya expresa su preocupación sobre la debilidad del dólar.

De este modo, el informe prevé que inicialmente el dólar se debilitará frente al euro durante los próximos cuatro meses, posiblemente hasta llegar a 1,65 dólares por euro, para rebotar en el último trimestre de 2008 como consecuencia de un probable subida de los tipos por parte de la Fed, que podría fortalecer a la divisa norteamericana a menos de 1,50 dólares por euro.