Bolsa

El Ibex enfila un fin de semestre de pérdidas históricas

El índice afronta el cierre de la primera parte del año con una caída acumulada del 20,37%, similar a la de los otros índices europeosPara invertir

Jornada de volatilidad para los mercados después del batacazo de la sesión anterior. Los cambios de los índices combinaron ganancias y pérdidas inferiores al 1%. El cierre nada tuvo que ver con lo que fue la apertura. Las Bolsas arrancaron con fuertes caídas provocadas por el deterioro del sentimiento en el sector financiero. El Ibex perdía una hora y media después de la apertura un 1,59%; con ello, perforaba el mínimo anual intradía de 11.937,20 puntos al que llegó el pasado 23 de enero con el crac bursátil. Sin embargo, en esta ocasión los soportes funcionaron, y el selectivo pudo encauzar el día desde los 11.885,10 puntos para finalizar en 12.089,80 tras un ascenso del 0,10% en el día. El resto de Europa completó la sesión con pérdidas, excepto el Footsie (+0,21%). El Euro Stoxx cedió el 0,77%, y el Dax y el Cac el 0,58%, 0,65%, respectivamente.

El balance de la Bolsa española pierde vigor por el volumen de negocio: sólo se hicieron 4.959 millones de euros, menos de la mitad de lo que es la media anual. Por otro lado, tanto el Ibex como la mayoría de los índices, se vio favorecido por el apoyo de las petroleras después de alcanzar el Brent un nuevo máximo histórico en 142 dólares (cerró a 140,3). El Euro Stoxx contó con el apoyo de Total y Repsol, que subieron el 2% y 0,57%. Al hilo de la escalada del crudo, el índice de materias primas tocó un nuevo máximo histórico; las compañías del sector representadas en el índice panaeuropeo Stoxx 600 se anotaron un ascenso del 2,15%, el más alto.

El resultado del viernes sirvió para paliar la semana. Aún así, el Ibex 35 ha terminado una vez más como el peor entre sus competidores regionales. Baja el 2,60% frente al 2,52% del Euro Stoxx. Un 2,38% se ha dejado el Dax, y un 2,48% el Cac.

El récord del precio del crudo impulsó el viernes a las petrolera y éstas limitaron las pérdidas de los mercados

Pendiente aún la sesión del lunes, la Bolsa española podría cerrar el peor semestre de la historia; acumula un recorte del 20,37%. Hasta el viernes, era el mayor desde el segundo semestre de 1990 (-21,58%), si bien el Ibex 35 fue creado en 1992. Sólo en lo que va de junio retrocede el 11,11%. Otros mercados como el alemán o el francés ceden el 20,40% y 21,67%; un 24,08% recorta el Euro Stoxx.

El pesimismo con respecto a la crisis financiera y el impacto real en las economías se ha acrecentado en las últimas sesiones. Era algo que ya preveían los analistas, puesto que estaban reacios a recomendar comprar Bolsa a pesar de que se oían comentarios que anunciaban el final del peor de los escenarios. Esta semana se ha demostrado que no ha sido así. Los niveles de volatilidad han crecido, en el caso del Ibex 35 han pasado del 15% al 24% en el último mes. El goteo de noticias negativas ha sido continuo y muchos inversores no han podido soportarlo. Los peores datos siguen viniendo del lado del sector bancario. Fortis confirmó el pasado jueves que no pagará dividendo, Goldman Sachs ha avisado sobre la delicada situación de sus competidores, Lehman Brothers ha hecho lo propio con respecto a Merrill Lynch, Bank of America ha anunciado 7.500 despidos, Citigroup ha advertido sobre la posibilidad de que Barclays pueda necesitar recaudar unos 17.900 millones de dólares adicionales de capital... Como consecuencia, el sector bancario europeo ha registrado una pérdida semanal del 3,27% que engorda el acumulado en el año hasta un descenso del 32,60%.

Tipos e inflación

Del lado económico la atención sigue puesta en la inflación. La Reserva Federal decidió el miércoles mantener los tipos de interés al 2% actual, pero en su comunicado anunció que habían crecido los riesgos inflacionistas. La Fed espera que mejore en la segunda parte de 2008, pero reconoció que las peligros son altos. Mientras, el Banco Central Europeo decidirá el próximo jueves qué hacer con el precio del dinero en la zona euro: el mercado descuenta una subida de 25 puntos básicos desde el 4% de referencia. El índice de confianza de la zona euro (de empresas y consumidores) ha caído en junio más de lo previsto, hasta 94,9 puntos.

En Estados Unidos los indicadores tampoco invitan al sosiego. El índice de confianza de la Universidad de Michigan cedió en junio hasta 56,4 puntos frente a los 59,8 de mayo, más de lo previsto. Del mismo modo, los ingresos personales subieron en el último mes el 1,90%, y los gastos el 0,8%. Los mercados estadounidenses respondieron a las cifras con números rojos. El Dow Jones recortó el viernes el 0,93%, y el S&P 500 y el Nasdaq, el 0,37% y 0,25%, respectivamente. Los indicadores han acelerado también las pérdidas en el último mes, aunque en el ejercicio caen la mitad que Europa.

Los resultados empresariales son otro foco de atención para las próximas semanas. Y en ese sentido, los expertos no barajan unas perspectivas confortables. El viernes, Palm anunció unas pérdidas mayores que lo estimado por los analistas en el cuarto trimestre de su ejercicio fiscal y fue penalizada con un descenso del 8%.