Banca

Casanova controla menos del 3% de Popular al ejecutar un banco parte de sus acciones

Uno de los accionistas de referencia de Banco Popular, Trinitario Casanova, informó el viernes a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) de que posee menos del 3% de la entidad, frente al 3,5% que tenía antes. Un banco acreedor del constructor, que controlaba parte de sus títulos de Popular como garantía de un préstamo, los ha enajenado.

Casanova, presidente del grupo Hispania, comunicó al supervisor la semana pasada que había alcanzado un acuerdo para vender el 3,5% del capital de Popular a la opaca sociedad Blueprime, detrás de la cuál habría, presuntamente, un grupo de inversores mexicanos.

Dicha operación quedaba condicionada a que esta firma, con sede en Londres y representación jurídica en Gibraltar, se hiciera con el control del 20% del banco. La propia Blueprime aseguró que mantenía negociaciones 'muy avanzadas' con grandes accionistas de la entidad presidida por Ángel Ron. Algunos de ellos, como el indio Ram Bhavnani o el portugués Américo Amorim, negaron que estuvieran pactando la venta de sus paquetes accionariales.

El hecho de que Casanova controle ahora menos del 3% de Popular complica aún más una operación que, desde su origen, ha estado envuelta en muchas incógnitas.

La última vuelta de tuerca, con la ejecución de parte de los títulos del constructor, se explica en el mercado por la propia compra de acciones por parte de Casanova. El presidente de Hispania pidió un crédito a una entidad financiera para adquirir el 3,5% de Popular, dejando como garantía los propios títulos del banco. El desplome bursátil de la entidad (ha caído un 23% en el último año) ha hecho que Casanova se vea con problemas financieros y que el acreedor haya optado por comenzar a ejecutar parte de los títulos pignorados.