Crisis

La caída de las ventas desploma un 56% las viviendas iniciadas

El primer cuatrimestre del año se saldó con otro dato demoledor sobre el alcance de la crisis inmobiliaria. De enero a abril se iniciaron un total de 120.680 viviendas, lo que significa un 56,4% menos que en el mismo periodo de 2007 (276.588) y la cifra más baja desde el inicio del boom, a finales de los noventa, según las cifras publicadas el viernes por el Ministerio de Fomento.

Este nuevo desplome de la producción de casas no es nada más que el reflejo de lo que están haciendo las promotoras ante la práctica paralización de las ventas.

De hecho, las cifras de visados no pararon de crecer desde 2001 hasta 2006, alentadas por la bonanza del sector residencial. Así, los visados tramitados ascendieron a 502.583 en 2001 y en 2006 marcaron su máximo histórico, con 865.561. El año pasado, en cambio, se dejó sentir ya la desaceleración de la actividad y se comenzó la construcción de 651.427 casas, un 24,7% menos.

La caída registrada en los cuatro primeros meses de este ejercicio se debió principalmente al menor número de visados que los colegios de arquitectos técnicos concedieron para viviendas nuevas en bloque, que concentraron una disminución del 58,6%, hasta las 97.472 unidades. En cuanto a la evolución más reciente, los visados de obra nueva residencial registrados en el mes de abril aumentaron un 19,6% respecto al mes precedente.

Estos datos, no obstante, están alterados por el efecto que tiene la celebración de Semana Santa, que este año fue en marzo, mientras en 2007 fue en abril. Los promotores auguran que este año no se iniciarán más de 300.000 casas.