Previsión

La banca calcula que la morosidad se duplicará en nueve meses

Las hipotecas que plantean problemas seguirán creciendo este año. Así lo cree la banca, que espera cerrar 2008 con una tasa de dudosidad próxima al 2% de la cartera crediticia, el doble de la anotada por el Banco de España el pasado marzo. Los préstamos más proclives a entrar en mora son los concedidos entre 2003 y 2006.

La banca calcula que la morosidad se duplicará en nueve meses
La banca calcula que la morosidad se duplicará en nueve meses

Aún está lejos de escampar. Los nubarrones que se ciernen sobre la actividad hipotecaria en España son bastante densos. Ese es el panorama que dibujó ayer el presidente de la Asociación Hipotecaria Española (AHE), Gregorio Mayayo, en la asamblea celebrada por esta institución que reúne a los principales bancos y cajas de ahorro nacionales.

'El Banco de España sitúa el porcentaje de dudosidad hipotecaria de los hogares a finales de marzo en el 1%. Este nivel de dudosidad sigue estando entre los más bajos de Europa, pero durante 2008 crecerá a mayor ritmo que en el resto de la Unión Económica y Monetaria porque la exposición al riesgo de interés del mercado hipotecario español es mayor. Previsiblemente, a fin de año alcanzará valores situados en torno al 2%', afirmó Mayayo.

El directivo consideró cruciales tres elementos en la actual coyuntura: la evolución del coste de las casas, el riesgo ligado al tipo de interés aplicado en los préstamos y la contracción del crédito.

El representante de la AHE afirmó que entre 2002 y 2006 se produjo un 'crecimiento excesivo de los precios de la vivienda'. Si en 2003, los hogares destinaban el 31,7% de su renta a afrontar las cuotas, en 2007 necesitaban dedicar el 46,2%. Esto ha provocado 'la expulsión del segmento económicamente más débil de la demanda'.

El mercado debía solucionar los excesos cometidos en estos años, pero la crisis financiera iniciada el pasado verano en EE UU y la fuerte desaceleración económica han impulsado la corrección.

El crédito creció en 2007 un 14,9% frente al 23,3% de 2006. Hasta marzo de 2008 el incremento del saldo hipotecario total gestionado era del 11,7%. Sin embargo, el crédito formalizado descendió un 38,2%. Esto ha llevado a la AHE a corregir sus previsiones y esperar que, al cierre del ejercicio, el saldo haya crecido un 5% en lugar de entre el 6% y el 9% pronosticado. Para 2009, añade la banca, 'este indicador probablemente presentará, por primera vez en su historia, valores negativos'.

El 95% de los préstamos para la compra de vivienda del país está concedido a tipos variables. Esto hace que las subidas de tipos dictadas por el Banco Central Europeo encarezcan las cuotas y provoquen un repunte de la morosidad. En este sentido, la AHE indica que 'el incremento de la dudosidad registrado hasta el momento corresponde principalmente al segmento de cartera contratado entre 2003 y 2006, permaneciendo muy estable el porcentaje asociado a las operaciones más antiguas'.

La crisis internacional de liquidez también afecta a las entidades nacionales. Según la AHE, el mercado penaliza los títulos hipotecarios emitidos por grupos de mercados expansivos, como el español. Con todo, la banca espera que 'a lo largo de este año y durante 2009 los mercados recuperen parte de la normalidad perdida'.