Bolsa de Nueva York

Las dudas sobre la evolución de la inflación pesan en el ánimo de los inversores en Wall Street

La Reserva Federal cumplió el guión que esperaba el mercado y mantuvo los tipos de interés. Sin embargo, los comentarios sobre la preocupación de la subida de la inflación a punto estuvieron de llevar al selectivo Dow Jones a las pérdidas, el índice sumó un 0,04%.

Sin grandes sorpresas. El anuncio de que la Reserva Federal de Estados Unidos mantenía los tipos de interés no provocó grandes sorpresas entre los inversores en una jornada en la que primaron las ganancias en los títulos de las compañías., aunque al cierre el selectivo Dow Jones a punto estuvo de decantarse por los números rojos.

La institución monetaria presidida por Ben Bernanke cerró su reunión anunciando que no modificaba el precio del dinero, algo que no ocurría desde septiembre de 2007. La Fed mantiene los tipos de interés en el 2% si bien insistió que las presiones inflacionistas son altas, lo que en el mercado fue percibido como una puerta abierta para una subida de tipos a lo largo del año. ¢La contracción del crédito y en el sector de la vivienda y el aumento de los precios de la energía probablemente seguirán pesando sobre el crecimiento económico en los próximos trimestres¢, aseguró la institución. Por su parte, en el mercado de bonos el consenso de los expertos confía en que esta subida no se produzca en la próxima reunión de la Reserva Federal, prevista para agosto.

En una sesión alcista, los selectivos subieron nada más conocerse los comentarios de la Fed y al cierre el índice Dow Jones logró sumar un 0,4%, seguido del S&P 500, que ganó un 0,58%. El tecnológico Nasdaq fue el más beneficiado durante la jornada y se revalorizó un 1,39%.

Entre los principales valores, Boeing cedió un 6,89% por el cambio de la recomendación de Goldman Sachs desde ¢neutral¢ hasta ¢vender¢ a causa de la debilidad de la economía y la subida de los carburantes. Mientras que American Express restó un 2,76% después de reconocer que están aumentando los retrasos en los pagos de los clientes, una señal más de la debilidad de la economía de Estados Unidos. Si bien las acciones de su competidor Mastercard subieron un 3,36% tras conocerse que había alcanzado un acuerdo para resolver una demanda con American Express, a la que pagará 1.800 millones de dólares.

Entre las tecnológicas, las acciones del fabricante de la Blackberry, Research in Motion, sumó un 1,32% a la espera de la publicació de sus cuentas, previstas para el cierre. Mientras que el operador AT&T se revalorizó un 0,58% gracias a una recomendación positiva de la firma Sanford Bernstein.

La sesión estuvo protagonizada además por la caída del precio del crudo. El barril de Texas cerró en 134,55 dólares tras conocerse que las reservas semanales de petróleo aumentaron en 800.000 barriles y supone el fin de una tendencia de cinco semanas consecutivas a la baja.