Mercados

La rentabilidad por dividendo del Ibex, a un paso del récord

La rentabilidad media por dividendo del Ibex próxima al 4,7% se decanta como el factor más atractivo de la renta variable. Está en máximos de la historia del índice y, además, compite con la remuneración de los bonos del Estado. En las próximas semanas pagarán dividendos por más de 5.700 millones de euros.

El Ibex, al igual que el resto de los grandes índices, atraviesa un año complicado, con significativas caídas de las cotizaciones de casi todas las compañías que forman parte de él. Además, la elevada volatilidad y la posibilidad de deterioro de los resultados del segundo semestre o, al menos, la ralentización del aumento de beneficios son aspectos que restan atractivo a la renta variable. En este contexto, con el Ibex cayendo un 18,3% en el año, un factor que se mantiene como un acicate de peso para que los inversores apuesten por la Bolsa es el dividendo.

Las compañías del índice selectivo de la Bolsa española abonarán a sus accionistas 27.507 millones de euros por dividendos en 2008, según las proyecciones realizadas por FactSet. Esa cifra supone un aumento del 26% respecto a los 21.662 millones de 2007.

Pero además hay otra referencia a su favor: la rentabilidad media por dividendo del Ibex está cerca de su máximo histórico, el 4,7% alcanzado en 1994, indican las cifras de FactSet. Según esta misma firma actualmente el Ibex supera el 4,6%; según Bloomberg no llega al 4,5%. Este dato tiene un origen positivo, pero otro negativo: la rentabilidad se eleva cuando las empresas suben el dividendo pero también cuando bajan sus cotizaciones, como ocurre ahora. Hoy por hoy, en el mercado español pasan las dos cosas a la vez.

El próximo mes, de hecho, será prolífico en dividendos. Los valores del Ibex que tienen contraídos compromisos de remuneración a sus accionistas repartirán más de 5.780 millones en julio, a los que se puede unir los 160 millones que Iberia pagará el 30 de junio. Las cifras globales más altas corresponden a Iberdrola, Repsol, Endesa, Santander e Inditex. Estas dos últimas sociedades pagarán el 1 de agosto.

¿Es esa remuneración una buena guía para decidir en qué valor entrar? Los expertos creen que sí, pero cuidando los detalles. 'Es necesario tener en cuenta que se están registrando cambios. Antes, las eléctricas, con su generación de caja, eran las empresas que pagaban los dividendos más capaces de competir con las Letras del Tesoro. Ahora no es así, sin contar con que Endesa esté pagando dividendos extraordinarios', señala Ignacio Cantos, director de renta variable de Atlas Capital. Añade que son los bancos los que está dando rentabilidades del 5% y superiores.

Otro aspecto que citan los expertos es que el mercado descuenta el cobro de dividendo de la cotización, y si en etapas bursátiles más boyantes las compañías tardaban poco en recuperar su precio previo en Bolsa, ahora no siempre es así, como ocurrió con Telecinco.

En este sentido, el director de Atlas Capital destaca que el calendario de pago puede ser un tema relevante. En el caso de las cadenas de televisión, que pagan un único dividendo, si ése es el motivo de entrada es mejor comprar cuando el pago esté próximo. En los bancos es diferente, ya que pagan cuatro al año.

David Navarro, gestor de Inversis, indica que son más atractivas y dan más garantías para el inversor a largo plazo las empresas que pagan buenos dividendos. Pero mejor, con regularidad y cantidades similares a lo largo de varios ejercicios.

LAS CIFRAS

26% es el porcentaje de la subida de los dividendos que se pagarán en 2008 respecto a 2007

40% Repsol destinará ese porcentaje de los beneficios a sus accionistas en los años de ciclo medio

Los expertos no prevén reducciones en el horizonte

Aunque destaca que los dividendos que ahora se abonan son a cargo de los resultados de 2007, David Navarro no prevé cambios. 'Es un apoyo psicológico importante y más en etapas como la actual', añade.

Pero además esta generosidad también está unida, en ocasiones, al peso de los accionistas institucionales que necesitan esos ingresos para pagar los créditos asumidos para comprar títulos de otras compañías. En cualquier caso, ahí está la intención de Endesa de destinar a remunerar a sus accionistas las plusvalías obtenidas por la venta de activos a Eon. Repsol, aunque no es el mismo caso, tiene como objetivo elevar el dividendo un 15% anual.