Nuevas tecnologías

El 3% de los hogares accede a internet con tecnología móvil 3G

No hay duda. El ADSL sigue siendo la tecnología favorita de los españoles para conectarse a internet. Pero junto a ella hay otras formas que empiezan a despuntar, aunque sea muy poco a poco. Así ha sucedido en 2007 con el internet móvil, el acceso a la red con tecnología celular de tercera generación (3G), que se ha colado en el 3% de los hogares.

Los datos son del año pasado y muestran pocas diferencias con respecto a las tradicionales preferencias de los hogares españoles a la hora de conectarse a internet. Si la opción es un acceso de banda ancha, el ADSL que ofrecen compañías como Telefónica, Orange o Jazztel gana por goleada al cable de firmas como Ono. Mientras que la primera tecnología es la elegida por casi tres de cada cuatro viviendas -el 73,3%-, la segunda se queda en el 14,9% de las casas donde existe un acceso a la red, según los datos del informe DigiWorld 2008, elaborado por Enter, el centro de análisis tecnológico del IE-Business School, que será presentado mañana en Madrid.

Hasta ahora, sin embargo, existían escasas posibilidades de moverse al margen del ADSL o el cable si lo que se buscaba era una conexión a alta velocidad. Pero en el último año ha comenzado a extenderse otra posibilidad: el internet móvil.

El despliegue de una red de tercera generación celular capaz de permitir el acceso a internet a velocidades de banda ancha, unido al descenso de los precios y a las ofertas que comenzaron a lanzar las tres grandes operadoras de móvil del país, Telefónica, Vodafone y Orange, ha empezado a surtir efecto. A cierre de 2007, casi el 3% de los hogares disponía de una conexión móvil de tercera generación, que se utilizan sobre todo para acceder desde un ordenador portátil, según las cifras del informe de Enter, que se basa en los estudios del Instituto Nacional de Estadística.

El internet móvil es comparativamente más caro y lento que el acceso desde una ubicación fija, pero tiene la ventaja de que permite conectarse desde cualquier lugar -siempre que haya cobertura-. Otro de sus atractivos son las ofertas en las que el usuario que haga un uso esporádico del servicio, paga sólo por día de conexión, sin cuotas mensuales.

La Comunidad Valenciana es la autonomía donde más hogares -el 5%- disponen de internet móvil de tercera generación, mientras que en Baleares sólo llega al 0,3%.

Todas las comunidades confían de forma mayoritaria en el ADSL. Sin excepción. Hasta hace poco, había una región que rompía la regla. Era Asturias, único lugar donde los hogares que apostaban por el cable eran más que los que elegían ADSL. Pero ya no es así. Con el 44,9%, el Principado sigue siendo la comunidad con más accesos de cable en los hogares, pero el ADSL supera el 50%.

La tecnología echa el freno

El informe de Enter hace un repaso por los mercados tecnológicos mundiales durante 2007 y constata que el crecimiento de algunos de los segmentos y países que los componen ha comenzado a frenarse.

En total, los sectores económicos basados en las tecnologías de la información movieron 2,75 billones de euros en 2007, lo que supone un crecimiento del 5,8%. Sin embargo, mientras que Europa y Norteamérica crecieron el año pasado menos que el anterior y por debajo del total del sector, hay dos zonas que lo compensaron con creces. Son Asia/Pacífico y América Latina, donde los incrementos fueron del 24,5% y el 12%, respectivamente, aunque partiendo de cifras absolutas mucho menores.

Por segmentos, la evolución es similar. La tecnología móvil mantuvo el tirón en 2007, mientras que el sector de equipamientos de telecomunicaciones, por ejemplo, creció poco más de un 2%, mucho menos que en los años 2006 o 2005.