Sondeo

Crece el temor de los inversores por la estanflación, según Merrill Lynch

Según la Encuesta de Gestores de Fondos del mes de junio de 2008 de Merrill Lynch, las preocupaciones de los inversores por la estanflación aumentaron en el último mes, cuando recortaron la exposición en acciones y evitaron los bonos de cara a la desaceleración del crecimiento y el incremento de los precios.

El banco de inversión Merrill Lynch dijo que su sondeo mensual entre 204 gerentes de fondos en todo el mundo mostró algunas de las posiciones en acciones más negativas que ha visto en 10 años.

El cambio principal, dijo el banco, se basa en la opinión de que las expectativas sobre el crecimiento global y los beneficios estaban disminuyendo, justo cuando aumentan las expectativas de tasas de interés más altas como consecuencia de la inflación.

¢Un 87% (de los encuestados) creen que estamos en un mundo de inflación superior a la tendencia y crecimiento debajo de la tendencia¢, dijo David Bowers, consultor de Merrill para el sondeo. ¢Ahora la gente piensa que estamos en un mundo que no sólo se desacelera, sino también en el que las tasas cortas están subiendo¢, añadió.

La encuesta se realizó durante un períiodo en el que tanto la Reserva Federal de Estados Unidos como el Banco Central Europeo advierten sobre la inflación e insinúan que las tasas de interés probablemente sigan sin cambios o se eleven a pesar de la desaceleración de la economía.

Específicamente, el 75% de los gerentes de fondos del sondeo de junio de Merrill dijeron que creían que la economía mundial se desaceleraría en los próximos 12 meses, comparado con el 61% en mayo.

El mismo porcentaje dijo que las utilidades corporativas se deteriorarían, un pequeño incremento desde mayo, mientras que el 59% dijo que la inflación global sería mayor comparado con el 53% de mayo. Este ambiente se tradujo en un enfoque altamente cauteloso para las inversiones.

Los que decían que tenían una posición superior al promedio de mercado en efectivo, por ejemplo, aumentaron a 51% desde 42% un mes antes. El efectivo suele ser el primer sitio donde acuden los inversionistas preocupados.

En tanto, los gerentes de fondos recortaron fuertemente la posición en acciones. Un 50% dijo que tenía una infraponderación en acciones, comparado con el 35% de mayo.

¢Esta es una de las posiciones más negativas en acciones que hemos visto en los últimos 10 años¢, dijo Bowers, refiriéndose a la brecha entre las posiciones sobreponderadas e infraponderadas.

Sin embargo, continuaba una visión muy desfavorable para los bonos, como se esperaría en un clima de creciente inflación. Sólo el 19% de los encuestados estaban sobreponderados, una caída desde el 22% en mayo.