Materias primas

La contratación diaria de petróleo multiplica por 13 su consumo

El mercado del petróleo está en ebullición. Al calor de los máximos históricos de precios, el volumen de negocio ha alcanzado cotas impensables. El intercambio de futuros sobre el Brent asciende en 2008 a más de 31.800 millones de barriles. La cifra excede lo negociado en todo 2005. En los días de más negociación el volumen en Londres y Nueva York equivale a 12,8 veces la demanda mundial.

Cuando inversores y consumidores se pregunten cómo es posible que el precio del petróleo esté tan alto, pueden reflexionar sobre este dato: en las dos primeras semanas de este mes se han negociado en el mercado ICE de futuros contratos sobre el Brent que equivalen a 34,5 veces la demanda mundial.

ICE es la mayor plaza financiera del mundo de productos financieros sobre el Brent, un tipo de petróleo de elevada calidad que se extrae en el Mar del Norte y que marca la pauta de los precios para Europa. A las puertas del verano y, por tanto, de un nuevo pico estacional del consumo, el volumen negociado este año rebasa los 31.800 millones de barriles. Esto supone superar todo lo que se movió en 2005 y un 83,9% más que las transacciones del año 2000. El promedio diario de junio es de 333,4 millones de barriles, un 22% más que entre enero y mayo y 3,8 veces el consumo real de petróleo en el mundo.

A un precio medio de 130,3 dólares por barril, esto significa implica un movimiento diario superior a los 43.440 millones de dólares (unos 28.200 millones). Y esto se refiere sólo al Brent, que no es el petróleo más consumido del mundo, y sólo al negociado en ICE. El volumen no ha dejado de crecer desde comienzos de la década y parece que seguirá así: los datos son un 18,2% superiores a los de 2007 por estas mismas fechas.

La plataforma ICE opera cada día más de 28.000 millones de euros sólo en contratos sobre el barril de crudo del Mar del Norte

La plataforma financiera Nymex es la principal intermediaria para futuros del crudo ligero West Texas, el indicador de EE UU. Pues bien, la suma de los contratos de ICE y Nymex llegó a alcanzar el miércoles de la semana pasada la vertiginosa cifra de 1.109,7 millones de barriles. Para ponerlo en contexto, el dato equivale a 12,8 veces el consumo diario global, que la Agencia Internacional de la Energía (AIE) cifra en 86,77 millones.

Los futuros son contratos financieros en los que el comprador se obliga con el vendedor a adquirir un activo subyacente (en este caso el petróleo) a un precio determinado y en una fecha fijada. Hasta que llega la fecha de vencimiento, el comprador es libre de transferir el contrato a cualquier inversor. Agentes financieros, productores y consumidores empresariales acuden cada día a las plataformas de futuros.

En el ICE y en el Nymex hay contratos hasta 2016, pero la parte del león se la llevan los futuros para entrega en los próximos seis meses. Los especuladores o inversores no comerciales representan un 25% de este gran negocio.

La AIE ha alertado de que los precios actuales no son sostenibles y pueden conducir a una recesión planetaria. El consumo de petróleo por unidad de PIB se ha reducido un 43% en los últimos 40 años en todo el mundo, pero la eficiencia no basta. Mientras la demanda de petróleo crece, el suministro está anquilosado y encontrar nuevos yacimientos es cada vez más costoso y más difícil. El resultado de esa dinámica es evidente.

LAS CIFRAS

673.000 millones de dólares son los ingresos percibidos por los países de la OPEP por la venta de petróleo en 2007, según cálculos del Gobierno de EE UU. La proyección es que en 2008 esta recaudación aumente un 75%.

486% es la revalorización acumulada por el barril de Brent en el transcurso de la presente década. Sólo este año, el encarecimiento supera el 40%.

54,7 céntimos de euro es lo que se paga a día de hoy por un litro de petróleo Brent, uno de los de más calidad, en el mercado mayorista. Cada barril de petróleo alberga 159 litros.

Arabia Saudí elevará en julio la producción de crudo

Arabia Saudí elevará la producción de petróleo en julio, para frenar la escalada del precio del barril. Según fuentes de la industria petrolera saudí, el mayor productor mundial de crudo aumentará su ritmo de extracción por encima de los 9,5 millones de barriles diarios, la producción más elevada de los últimos años, informa Reuters.

Según estas fuentes, esta medida podría adecuar la demanda con la oferta de petróleo, cuyo desajuste ha provocado un aumento 'inaceptable' de los precios.

La cadena de televisión Al Arabiya recogió ayer las declaraciones de un miembro del Ministerio del Petróleo de Arabia Saudí, quien matizó que todavía está por determinar la cuantía del aumento de la producción, y afirmó que sería prematuro fijar una cifra antes de la reunión entre consumidores y productores de petróleo que se celebrará la semana que viene.

Los ministros de finanzas del G-8, reunidos en Osaka (Japón), subrayaron que la subida de las materias primas es el principal riesgo para las economías, superior a la crisis de crédito, por las tensiones inflacionistas que crea. En un comunicado, los ministros dijeron que el riesgo para la economía global persiste, y que el alza de las materias primas supone 'un serio problema'.