Comparecencia

Corredor: ¢El ajuste era previsible, deseable y necesario¢

La ministra de Vivienda, Beatriz Corredor, dijo hoy que es "imprescindible cambiar el modelo de construcción extensivo actual hacia una renovación intensiva", con el fin de mejorar la calidad de las viviendas y por ende la de los ciudadanos.

En respuesta a una pregunta planteada por el diputado popular Ramón Moreno, Corredor explicó que el nuevo modelo basado en la rehabilitación de las viviendas ya existentes "no consume suelo y requiere más mano de obra y materiales de construcción que la nueva edificación".

Además, anunció que apostará por la mejora de la accesibilidad, la implementación de la eficiencia energética de los edificios y por un urbanismo sostenible.

Este nuevo modelo tiene como objetivo paliar el "intenso ajuste que atraviesa el sector" que, a juicio de Corredor, era "necesario y previsible" y ante el que el Gobierno estaba preparado.

Indicó que "no podíamos mantener un ritmo de crecimiento del sector en España superior al de Alemania, Francia y Reino Unido juntos" y muy por encima del tiempo de formación de nuevos hogares.

El diputado popular puso de manifiesto que, "después de cuatro años de Gobierno socialista y tres ministras de Vivienda, no han pasado de ofrecer más paquetes de medidas, más programas, más planes, más políticas, pero ni una palabra buena, ni una buena acción ni una reforma concreta".

Así, Moreno pidió a la ministra que haga "reformas de verdad y no de boquilla", porque de lo contrario van a transformar el Ministerio de Vivienda en "un monopolio, comprando, vendiendo, pasando por caja, retrocediendo casillas y al final recogiendo el tablero y pasándoselo a quien le sustituya".

Por otro lado, la ministra dijo también que la Sociedad Estatal de Promoción y Equipamiento del Suelo (Sepes) es "el operador público de suelo más importante de España destinado a desarrollar promociones de vivienda a precio asequible".

En respuesta a otra pregunta formulada por la diputada socialista Ana María Fuentes, Corredor apuntó que Sepes tiene en ejecución actualmente 18 actuaciones en un total de 559 hectáreas, en las que ha invertido 218 millones de euros, y que serán destinadas a producir 25.000 viviendas -cuatro quintas partes serán protegidas-.