5d / Balance

La Bolsa retrocede el 1,43% en mayo

El índice cae el 1,43%, frente a una subida del 2,13% del Dax y del 1,07% del S&P

Como agua de mayo llegó el mes para las Bolsas. La mejora de los datos económicos de Estados Unidos en la última parte de abril prolongó los ascensos en la renta variable, que en el caso del Ibex 35 llegaron hasta los 14.247,60 puntos, el nivel más alto desde enero. El récord de los resultados empresariales en el primer trimestre daba fuerza a los avances.

Pero los ánimos se calmaron a mitad de camino, con mayor intensidad en unas plazas que en otras, y el resultado ha sido bien distinto del que se preveía. El Ibex 35 ha concluido el segundo peor mes del año con una caída del 1,43%; sólo perdió más en enero (-12,87%). El selectivo ha hecho el último cierre en 13.600,90 después de la subida del 0,45% que tuvo el viernes, que deja el acumulado de la última semana con una alza del 0,17%.

El balance del Ibex 35 en mayo es bien distinto al de sus competidores más directos en la región: el Dax ha recuperado el 2,13%, el Cac, el 0,36%, mientras que el Footsie ha bajado el 0,56%. En Estados Unidos, destaca el S&P con una revalorización del 1,07%. También ha sumado puntos el Nasdaq (4,55%), pero el Dow Jones ha recortado el 1,42%.

Con el final del primer semestre ya encima, los mercados europeos afrontan unas pérdidas anuales que superan en la mayoría de los casos el 10% (un 10,42% cede el Ibex). Los de EE UU caen menos de la mitad.

El ligero empeoramiento que ha experimentado el selectivo obedece a juicio de los analistas al deterioro de las cifras económicas. Este mismo jueves el Gobierno daba a conocer una inflación preocupante: la tasa interanual se situó en mayo en el 4,7%, el nivel más alto desde julio de 1995. 'Estábamos acostumbrados a que la Bolsa española lo hiciera mejor que Europa. Ahora esto puede cambiar y los mercados van a empezar a notarlo', comenta Susana Felpeto, de Atlas Capital.

El sector financiero ha vuelto a ser el principal lastre para la renta variable. El Santander y el BBVA han bajado el 3,32% y 2,98%, y otros de menor tamaño como el Popular, Banesto y Bankinter han recortado el 6,32%, 5,78% y 5,37%, respectivamente. El índice sectorial del Stoxx 600 ha bajado el 7,77%, siendo el peor.

Telefónica, la empresa de mayor peso en el Ibex, ha perdido el 0,65%. Los tres grandes valores consiguieron importantes revalorizaciones al inicio de mayo tras elevar S&P el grado de inversión a Brasil, país en donde tienen gran exposición. La teleco llego a ganar en el mes el 4,42%, BBVA, el 3,38% y Santander, el 2,67%.

Los inversores han penalizado especialmente a las compañías con mayor exposición al ciclo económico. Telecinco se ha llevado la peor parte del selectivo con un retroceso del 25,87% en mayo. Otras como Iberia (-16,93%) han sufrido la escalada del precio del crudo, que llegó a tocar máximo histórico por encima de los 135 dólares el barril Brent, o la caída del consumo en el caso de la textil Inditex (-9,61%).

Pero las pérdidas han vuelto a ser aún mayores en las inmobiliarias. Afirma cierra mayo con un recorte del 43,58%, Cleop, del 40%, Renta Corporación, del 37% y Colonial, del 25%.

La mayoría de los expertos considera que en los mercados ya se ha podido ver lo peor de la crisis crediticia, aunque no sus efectos. El desconocimiento de lo que pueda venir ha dejado sin dinero las Bolsas. En el continuo se han ejecutado operaciones por valor de 91.980 millones de euros, una cifra que está un 33% por debajo del mismo periodo del año anterior. Para Bolsas y Mercados Españoles ha supuesto un retroceso del 6,31%, ya que los inversores temen unos ingresos inferiores en su cuenta de resultados.

Con la caída de la contratación se ha producido de forma paralela un descenso de la volatilidad de las Bolsas. La del Ibex se encuentra a un nivel del 15,30 frente a la cota de 21 a la que cerró abril.

Los mercados de renta fija han experimentado igualmente el desinterés de los inversores. La rentabilidad de los bonos, que evoluciona a la inversa que los precios, ha subido casi a máximos de un año en Europa. La TIR en el activo español a 10 años ha pasado del 4,389% al 4,624%. Por su parte, la rentabilidad del bono alemán ha escalado del 4,123% al 4,410%, y la de Estados Unidos, del 3,730% al 4,050%. 'A medida que han ido mejorando los datos de crecimiento en Estados Unidos han empeorado los de inflación debido principalmente a la escalada en el precio del crudo. Los inversores empiezan a pensar que las bajadas de tipos de interés se terminan, e incluso recogen la posibilidad de que se empiecen a subir. El debate ha pasado de sopesar una recesión a pensar en una estanflación', comenta Jordi Padilla, de Popular Gestión Privada. La Reserva Federal aprobó en su última reunión de abril una bajada de los tipos de interés en 25 puntos básicos, hasta el 2% actual. La institución decidió además reducir las previsiones de crecimiento para 2008 a una horquilla entre el 0,3% y 1,2% tal y como se conoció días después con la publicación de las actas de la reunión. Por su parte, el Banco Central Europeo decidió mantener el precio del dinero en el 4% en un intento de contener la inflación. El euríbor ha cerrado mayo en un valor medio del 4,99%.

Los analistas y gestores afrontan junio con prudencia, aunque con ánimos renovados. Los mercados están instalados en un compás de espera. La máxima atención de los inversores se ha trasladado de las subprime al petróleo.