5d / PIB

Buena nota en el examen macro

El PIB crecerá por encima del 4,5% este año, gracias a la disciplina económica y al flujo permanente de inversiones

A pesar de la desaceleración económica global, a la que nadie es inmune, el panorama sigue siendo positivo para América Latina. El crecimiento del PIB será este año del 4,7%, según las previsiones de la comisión económica de la ONU para la región, la Cepal. El subcontinente, cuenta con el beneplácito de las firmas de inversión.

'América Latina sigue ofreciendo un marco atractivo para la inversión en 2008. Las valoraciones eran relativamente bajas antes de la última corrección, y ahora lo son todavía más', afirma la gestora Blackrock. 'Los ratios PER la relación entre el precio de las acciones y el beneficio del conjunto de la región han caído hasta un rango de 10 a 11 veces, lo que debería servir de soporte en caso de beneficios decepcionantes. El crecimiento interno es cada vez más patente y, junto a él comenzamos a vislumbrar una reaparición de la clase media latinoamericana, sobre todo en Brasil y México', confirma Blackrock.

La disciplina económica, al contrario de lo que lo sucedía en el pasado, se ha ganado el aplauso de los analistas. 'Muchos bancos centrales en estos países están cumpliendo con un objetivo de inflación y aplican mecanismos de ajustes de tipos de interés, de manera que la política monetaria actualmente es más previsible, lo que reduce la prima de riesgo y aumenta el atractivo', valora Simon Lue Fong, de Pictet Funds. Eso sí, la división de banca privada de Pictet admite que 'el clima internacional proporciona ahora menos apoyo a América Latina en 2008, pero los fundamentales son sólidos y deben permitir a la región resistir a las tormentas económicas sin demasiado sufrimiento'.

Los datos recopilados por la Cepal revelan que la inversión directa extranjera en América Latina y el Caribe llegó en 2007 a 105.925 millones de dólares (67.480 millones de euros), superando los 100.000 millones de dólares por primera vez en su historia. A esto se suma la reciente concesión del grado de inversión a Brasil por parte de la agencia de rating Standard & Poor's, confirmando así que la región despierta una confianza cada vez mayor por parte de la comunidad inversora internacional.

Brasil. El tirón de las materias primas y la pujanza de la nueva clase media

'Brasil parece estar en lugar y en el momento adecuados'. Así resume las esperanzas depositadas en Brasil el gestor Will Landers, de la firma británica Blackrock. La escalada mundial de las materias primas ha repercutido muy positivamente en el gigante suramericano, gran exportador de productos como petróleo, soja, madera o hierro. Esta coyuntura, unida a una sólida disciplina fiscal ha generado una clase media con un poder adquisitivo creciente.

La gestora Scottish Widows pone ejemplos de compañías que suponen una atractiva propuesta de inversión: Petrobras, Banco Itaú y la minera Vale do Rio Doce, la mayor productora del mundo de hierro. 'Brasil es uno de los pocos países que combina inversión en infraestructuras y crecimiento doméstico', confirma Gonzalo Rengifo, director general de Pictet Funds para Iberia y América Latina. De hecho, los salarios reales han crecido de manera sostenida durante los últimos cuatro años, un 13% según Bear Stearns. Esta dinámica está suscitando crecientes oportunidades en el negocio inmobiliario, que la gestora Threadneedle cifra en un déficit de ocho millones de viviendas.

Con todo, el país no está blindado a las turbulencias internacionales. El banco americano Citi prevé que el crecimiento del PIB bajará del 5,4% en 2007 al 4,6% este año y el 3,5% en 2009.

México. El desafío de digerir la desaceleración de EE UU

Merrill Lynch recuerda que el entorno macroeconómico de México goza de 'las mejores perspectivas que ha tenido en más de 10 años', lo que no evita que el país tenga que lidiar con la aguda crisis económica de su gran socio comercial: EE UU. De nuevo, una sólida disciplina económica permite afrontar el futuro con un optimismo notablemente superior al que se puede vivir, por ejemplo, en la UE. Pero es inevitable que el panorama se haya ensombrecido.

Goldman Sachs expone los desafíos que afronta el país norteamericano: 'El déficit por cuenta corriente aumentará a 14.000 millones de dólares (8.917 millones de euros), frente a los 9.000 millones de 2007, como resultado de un mayor déficit comercial con EE UU, de 11.200 millones el año pasado a 18.000 millones de dólares esperados en 2008. Esto refleja un ritmo más suave de crecimiento de la exportación de manufacturas, que el incremento de los ingresos por exportación de petróleo no puede compensar por completo'.

Pese a ello, México seguirá siendo uno de los principales países latinoamericanos en captación de divisas. El Instituto de Finanzas Internacionales (IIF) estima que el país recibirá este año un flujo neto de capital privado de 22.000 millones dólares, un 26% más que en 2007.

Argentina. El campo se rebela contra la fiscalidad a las exportaciones

La actividad económica de Argentina ha logrado unos ratios excelentes, con una expansión del PIB del 8,6% en 2007. El coeficiente de inversión respecto al PIB es del 23%, el nivel más elevado de la última década, y la incidencia de la pobreza ha caído a la mitad en cuatro años, según los cálculos de la Cepal, la comisión económica de la ONU para América Latina. Pero ahora el país afronta un ajuste en la expansión del PIB de unos tres puntos porcentuales y, peor aún, un estado rebelión del campo contra la política fiscal del Gobierno.

'La algarabía política está afectando al grado de confianza local y el resultado será un deterioro del clima de confianza de consumidores y empresarios, lo que debería incidir en unos ritmos de consumo más bajos y un crecimiento más débil de la inversión durante los próximos meses', expone el banco Credit Suisse.

El Ejecutivo ha elevado las tasas a la exportación de productos agrícolas, hasta el punto de que la fiscalidad sobre la soja será del 52,7% si el precio alcanza 750 dólares por onza en el mercado internacional. La medida ha desatado la huelga general de todo el sector agrario. 'Argentina está afrontando demasiadas complicaciones. En algún momento, terminará pasando algo', advierte Katy Dobson, de la gestora Threadneddle, que mantiene una visión muy negativa sobre Argentina.

Chile. Más presiones inflacionarias y en el mercado laboralla captura del dividendoLa estrella es el sector de las aseguradoras

La evolución de las materias primas en los últimos meses ha beneficiado también a Chile, líder mundial en la producción de cobre. Pero ahora el país tiene que afrontar un entorno de deterioro de las condiciones globales macroeconómicas, algo que se traducido en un incremento progresivo del desempleo y de los precios de consumo, cuya tasa ha pasado del 4% en 2007 al 7% en la actualidad.

'La inflación está alcanzando su punto más elevado, pero permanecerá elevada a lo largo de todo 2008', advierte Merrill Lynch, que identifica la presión en los precios como uno de los principales riesgos para el país. La sólida balanza fiscal, con un cómodo superávit, da margen al Gobierno para actuar. El Ejecutivo presidido por Michelle Bachelet ha emprendido una política de recortes en los impuestos a los carburantes. Por otra parte, la actividad ha experimentado una ligera mejoría. 'La producción industrial creció un 4,4% en abril, por encima de lo esperado y compensando así la caída del 1% en marzo', señala Credit Suisse. 'En los últimos trimestres, el sector industrial chileno se ha visto afectado por la combinación de precios más elevados de la energía y cortes de suministro', añade Credit Suisse. Citi pronostica que, pese a la incertidumbre reinante, el crecimiento del PIB superará el 4% este año.