Ajuste inmobiliario

La constructora DHO y la inmobiliaria Dico sortean la suspensión de pagos al escindirse

El grupo constructor Dico Harinsa Obrum (DHO) y Dico sortearon hoy la suspensión de pagos al escindirse y dar así marcha atrás en la fusión que cerraron hace tan sólo un año para dar origen a un grupo con una facturación de unos 700 millones de euros, informaron hoy ambas empresas.

En virtud del acuerdo, todos los accionistas de DHO, salvo Dico, esto es Obrum, Avantis, Aricam y Caja Castilla-La Mancha, han comprado la participación del 34,23% que Dico tenía en DHO como primer accionista.

Para el actual grupo DHO, el acuerdo, alcanzado en la madrugada de hoy tras semanas de negociaciones, le permite ¢garantizar la normalidad de su actividad y su solvencia económica¢.

Asimismo, en un comunicado DHO informó de que ¢ha regularizado la situación con sus proveedores mediante el pago de las cantidades pendientes¢, y que actualmente trabaja en la elaboración de un plan de negocio con el fin de ¢garantizar el presente y el futuro de la compañía¢.

En cuanto a Dico, la parte del grupo orientada a la promoción inmobiliaria, aseguró que el acuerdo le permite cancelar deuda por importe de 100 millones de euros y le otorga activos valorados en 20 millones de euros.

Estos activos corresponden a un hotel, un campo de golf y un 'spa' ubicados en la exposición internacional de Zaragoza.

Además, la sociedad emprenderá un proceso de negociación con sus bancos acreedores para refinanciar la deuda de entre 50 y 60 millones de euros con que se queda ahora la empresa.

Fuentes de Dico indicaron que la operación le permite salvarse de una situación de concurso de acreedores (antigua suspensión de pagos) y que, como se escinde de la rama constructora, contará con una mejor posición negociadora ante los bancos.