Bolsa de Nueva York

El dato del PIB y la subida de las financieras dan alas a Wall Street

La mejora del dato de crecimiento de la economía de Estados Unidos en el primer trimestre del año y las compras en el sector financiero beneficiaron al mercado de Nueva York, que cerró la sesión con avances del 0,41%.

Antes de la apertura se conoció el dato revisado del PIB de Estados Unidos del primer trimestre del año, que subió tres décimas hasta el 0,9%, lo que era esperado por el mercado.

En una sesión volátil los indicadores se decantaron por las ganancias. Al cierre de la sesión, el selectivo Dow Jones sumó un 0,41%, seguido del S&P con un 0,53%, mientras que el tecnológico Nasdaq ganó un 0,87%.

En el terreno financiero, los accionistas de Bear Stearns aprobaron en su junta de accionistas la venta de la entidad a JP Morgan, después de que en marzo, el tercer banco de inversión más importante de Estados Unidos saliera al rescate de la entidad que padecía de problemas de liquidez. Al cierre las acciones de JP Morgan subieron un 1,59%.

DOW JONES 25.883,25 1,74%
NASDAQ 100 7.055,18 0,47%
S&P 500 2.775,60 1,09%

Después de las caídas de la sesión del miércoles, el sector financiero repuntó e impulsó las subidas del Dow Jones. Así Bank of America subió un 2,1%, seguido de Citigroup con un 2,13%. Mientras que American Express repuntó un 1,3%, Visa un 4,17% y Mastercard se disparó un 7,35% tras un informe que aseguró que los consumidores norteamericanos estaban usando más las tarjetas de crédito.

Otro de los datos del día fue el aportado por el Departamento de Trabajo, que informó de que la semana pasada aumentó en 4.000 la cifra de nuevas solicitudes del subsidio por desempleo en Estados Unidos, que llegó a 372.000.

El barril de petróleo cerró con un recorte del 3,4% hasta los 126,89 dólares después de la sorpresa de la publicación de las reservas semanales de crudo. El Gobierno anunció que los inventarios sufrieron su mayor caída de los últimos tres años y medio por el recorte de las importaciones y el aumento de la demanda de las refinerías domésticas.