Mercados

El volumen de negocio de la Bolsa cae un 39% en el último mes

La incertidumbre ha contraído el volumen de negocio de la Bolsa. A falta de dos sesiones para que acabe el mes, en el mercado continuo se ha negociado un 39% menos que en el conjunto de mayo de 2007.

Mayo prometía ser un mes positivo para la Bolsa, pero la situación se ha torcido. A falta de dos sesiones para que concluya, el Ibex 35 acumula una caída del 2,17% y sin una tendencia definida para el corto plazo. El selectivo cerró ayer en 13.499,20 puntos después de haber llegado a superar los 14.200 en los primeros días del mes; suponía el nivel más alto en cuatro meses. Una vez cerrada la tanda de publicación de resultados empresariales y con unas cifras económicas que ratifican desaceleración para Europa y EE UU, además de un petróleo en niveles históricos, las Bolsas se han quedado secas.

El mercado continuo español acumula un volumen de negocio en mayo de 84.671,31 millones. Esta cifra supone un 39% menos que en el mismo periodo del año anterior. Al ritmo actual, mayo se cerraría con un volumen de unos 93.500 millones; sería la cota más baja desde agosto de 2006, además de ser un 27% inferior a la de abril.

Esta caída del negocio tiene consecuencias directas en los resultados de Bolsas y Mercados Españoles (BME). De hecho, la acción acumula una caída del 35% en el año y un 6,3% en mayo. Sin embargo, el valor ha recibido una avalancha de recomendaciones positivas en los últimas sesiones. Cerró ayer en 29,88 euros y el precio objetivo medio que le han dado los analistas en 12 meses está en 39,59 euros (+33%). Ibersecurities revisó a la baja hace unos días sus estimaciones para el holding y anunciaba que previa una caída del 15% de la contratación para el conjunto del año. Aún así sigue recomendado comprar por sus 'sólidos fundamentales', ya que considera que 'la reducción de los volúmenes será compensada con un mix de tarifa superior y con un incremento en derivados'.

BME remitió ayer a la CNMV un hecho relevante anunciando que está estudiando el establecimiento de una tarifa por la emisión de órdenes en el SIBE. Desde la Bolsa confirmaron que la medida se dirige a un correcto funcionamiento del sistema: 'No se pueden introducir 500 millones de órdenes y que se ejecuten cinco'.