Fondos

La gestora Scottish Widows apuesta por la renta variable de Rusia y Brasil

En un momento de persistente incertidumbre económica y bursátil, no hay nada como explorar nuevos horizontes de inversión. La gestora británica Scottish Widows presentó ayer su fondo SWIP Emerging Markets, que cifra en Rusia y Brasil sus principales apuestas.

Entre las principales posiciones de la cartera figuran las firmas rusas Gazprom y Lukoil, que el gestor de fondo, Kim Catechis, juzga infravaloradas. Así, la cotización de mercado da a las reservas petrolíferas de Royal Dutch un valor de 23 dólares por barril, el más caro del mundo, mientras que la brasileña Petrobras está valorada a 11 dólares por barril y la rusa Lukoil, a sólo tres dólares. En Brasil, Scottish Widows también destaca el Banco Itaú, como una opción interesante en un país donde la clase media vive un crecimiento exponencial.