Juicio

Rato declara mañana como imputado por la compra del 45,3% de Aguas de Fuensanta por Banesto

El ex ministro de Economía y Hacienda y anterior director gerente del Fondo Monetario Internacional (FMI), Rodrigo Rato, declarará mañana ante el titular del Juzgado de Instrucción número 47 de Madrid, José Sierra, como imputado dentro de la causa que investiga la compra del 45,3% de Aguas de Fuensanta, empresa vinculada a su familia, por Banesto en 1999.

También comparecerá también en calidad de imputado su hermano Ramón Rato. El juez mantiene la imputación contra 15 personas, y desde el pasado 8 de mayo ha tomado declaración a 11 de ellos.

El primero en comparecer fue el presidente del Grupo Santander, Emilio Botín, seguido de su hermano y segundo accionista de Bankinter, Jaime Botín. También pasaron por el juzgado el consejero delegado del banco Santander y ex presidente de Banesto, Alfredo Sáenz, y el vicepresidente tercero de Santander y consejero de Banesto, Matías Rodríguez Inciarte, entre otros.

El juez les imputa a todos presuntos delitos de apropiación indebida, administración desleal, falsedad en documento mercantil, cohecho y negativa a socio del derecho de información en el proceso de compra de la participación de esta sociedad por la que Banesto pagó 6 millones de euros.

La causa penal, está motivada por la querella presentada en 2004 por el abogado Francisco Franco Otegui y ampliada en 2005 por Antonio Panea. Los querellantes mantienen que Banesto adquirió el 45,3% de Aguas de Fuensanta a la familia Rato cuando la empresa presentaba situación de quiebra técnica y que el alto precio pagado por la participación no estaba justificado.

Los querellantes acusan a los directivos del Grupo Santander y los consejeros de Banesto de tratar de ¢ganarse el favor de Rato¢, entonces ministro de Economía y Hacienda, pagando un precio que suponía valorar el 100% de la sociedad en 13,2 millones de euros cuando la empresa registraba deudas por valor de 9,4 millones de euros.

Los directivos del banco Santander y de Banesto han mantenido en sus declaraciones ante el juez que Banesto adquirió la participación para cubrir un ¢crédito impagado¢ concedido a la familia Rato bajo la presidencia de Mario Conde. Asimismo, matizaron que la compra formó parte del plan de ¢recuperación de activos por impagos de créditos¢ emprendido por Banesto tras su adquisición por el banco Santander en 1994.