Desempleo

El paro crecerá un 18% en el tercer trimestre, según Adecco

El número de activos registrará un crecimiento interanual de 522.000 personas en el tercer trimestre, pero el 60% de ellos no conseguirá empleo, por lo que un total de 322.600 personas, un 18% más que un año antes, pasarán a engrosar las listas del paro, según el Indicador Laboral de Comunidades Autónomas IESE-Adecco (ILCA).

La tasa de paro se situará así en el 9,3% al finalizar septiembre, es decir, 1,2 puntos más que un año antes. Los autores de este informe señalan que esta variable, que desde mediados de 2005 se ha movido en tasas de entre el 8% y el 9%, podría haber iniciado una fase ascendente, ¢cuya magnitud aún es pronto para determinar¢.

Las previsiones del ILCA apuntan a que la ralentización en la creación de empleo ya observada se consolidará en los próximos meses. Así, en el tercer trimestre se crearán 199.400 puestos de trabajo, con un repunte interanual del 1%, el menor desde 1994, año en el que el mercado laboral español generaba empleo pero también lo destruía. A pesar de ello, el número de ocupados alcanzará un nuevo máximo, con 20.710.000 personas empleadas.

Esta desaceleración del empleo afectará a ambos sexos, de forma que el volumen de varones ocupados aumentará sólo un 0,3% en tasa interanual, equivalente a 41.000 nuevos trabajadores, mientras que el empleo femenino se incrementará un 1,9%, con la creación de 159.000 puestos de trabajo. Pese a esta evolución, mujeres y hombres registrarán en septiembre máximos históricos de ocupación, con 8.580.000 y 12.130.000 trabajadores, respectivamente.

Junto a las previsiones del tercer trimestre, el ILCA hace una cuantificación de lo ocurrido en el primer trimestre del ejercicio. De acuerdo con sus datos, el número de parados aumentó entre enero y marzo en 318.100 personas respecto a igual periodo de 2007, lo que se tradujo en un crecimiento relativo del 17,1%, la mayor subida de los últimos cinco años y medio y tercer trimestre consecutivo en el que crece el desempleo, algo que no sucedía desde 2003. De esta forma, la tasa de paro repuntó más de un punto, hasta el 9,6%, la cifra más alta de los últimos tres años.

El empleo, por su parte, repuntó un 1,7% interanual en el primer trimestre, el menor incremento desde finales de 1994, con la creación de 333.100 puestos de trabajo, la cifra más baja desde el segundo trimestre de 1997. El volumen de ocupados se situó así en 20.402.000 personas, 75.000 trabajadores menos que en el trimestre anterior y segundo descenso trimestral consecutivo, lo que no sucedía desde hace 14 años.

Tres de cada cuatro empleos creados en este periodo fueron a parar al colectivo de directivos y a los sectores de hostelería, comercio y servicios personales, mientras que la agricultura y la pesca y el trabajo no cualificado fueron los que más puestos de trabajo perdieron.

Nueve de cade diez empleos, para inmigrantes

Los puestos de trabajo creados entre marzo de 2007 e igual mes de 2008 sólo dieron ocupación al 51,2% de los que comenzaron a buscar un empleo, la proporción más baja desde 1994, aunque, según Adecco, el aspecto positivo es que no hubo destrucción empleo, pues las personas que pasaron al paro iniciaban la búsqueda de un puesto de trabajo.

El menor ritmo en la creación de puestos de trabajo afectó a ambos sexos, experimentando en el primer trimestre las menores variaciones interanuales de los últimos 13 años. Dentro de esa desaceleración general, las mujeres salieron ganando, pues casi ocho de cada diez nuevos empleos del último año fueron para ellas (263.700), la mejor proporción para el sexo femenino desde mediados de 1991.

De los 333.100 empleos generados en el primer trimestre, nueve de cada diez (302.600) los ocuparon trabajadores extranjeros, con un incremento interanual del 10,7%, frente al leve crecimiento del 0,2% registrado por los trabajadores nacionales, que ocuparon 30.500 plazas. Del conjunto de nuevos puestos de trabajo para inmigrantes, el 40% fueron ocupados por latinoamericanos.

Así, la participación de los extranjeros en la ocupación total de España se situó en el 15,4%, frente al 14,1% del primer trimestre de 2007, alcanzando su cifra de ocupados los 3.135.700, el equivalente aproximado a todas las personas que tienen un empleo en la Comunidad de Madrid.

Según Adecco, se ha producido un reemplazo, al menos parcial, de mano de obra española por mano de obra inmigrante, siendo un ejemplo el grupo de los trabajadores cualificados de la industria, la construcción y la minería. Mientras que los españoles perdieron en el primer trimestre 92.500 empleos en este grupo (-3,4%), los extranjeros han obtenido 101.600 puestos de trabajo, con un aumento interanual del 17,1%.

Sube más el paro entre los extranjeros

Pese a que el empleo creció en el primer trimestre a un ritmo superior entre los extranjeros, también el número de parados ha subido más deprisa que entre los españoles. En concreto, el paro de los inmigrantes aumentó un 31,6% en tasa interanual, con 128.600 desempleados más, en tanto que entre los españoles repuntó un 13,1%, con 189.500 nuevos parados.

Los datos del ILCA revelan además que, por primera vez en la historia, los varones españoles representan menos de la mitad del total de ocupados, debido al mayor empuje del empleo femenino y de los inmigrantes. De esta forma, de los 20,4 millones de ocupados que había al finalizar el primer trimestre, 17,2 millones son españoles (10,1 millones de hombres y 7,1 millones de mujeres) y 3,1 millones de extranjeros (1,7 millones de hombres y 1,37 millones de mujeres).

En el caso del desempleo, de los 2.174.000 parados existentes al término del primer trimestre, 1.638.700 eran españoles (753.600 varones y 885.100 mujeres) y 535.400 inmigrantes (264.900 hombres y 270.500 mujeres).