Inversión

Los mercados se rinden ante el petróleo

Los mercados sufren pérdidas del 3% en una semana récord para el crudo y débil para el crecimiento

Una vez concluida la tanda de publicación de resultados empresariales del primer trimestre del año, las cifras económicas han tomado el relevo. Los números han marcado el ritmo de los mercados, que han ido de más a menos en las últimas cinco sesiones. El balance semanal para los principales índices de renta variable es negativo, con pérdidas que superan en la mayoría de los casos el 2%. 'La situación se ha torcido por varios factores: unas cifras macro peores de lo previsto, una espectacular subida del precio del petróleo y la revisión a la baja del crecimiento en Estados Unidos por parte de la Reserva Federal', comenta Jordi Padilla, de Popular, gestión privada.

La Bolsa española ha sido la peor de Europa con una caída semanal del 3,87%, frente al 2,97% del Dax y el 2,84% del Cac. El lunes copó los 14.200, pero los perdió en la jornada siguiente. El viernes cedió el 1,98% frente al 1,77% del Euro Stoxx; el 1,16% del Dow Jones y el 0,81% del Nasdaq. Los inversores de EE UU sufrieron la penalización de las aerolíneas -caen un 19,99% en la semana- debido a la escala del precio del crudo, las débiles perspectivas de negocio y la rebaja de recomendación por parte de varias firmas de análisis.

Con respecto al distanciamiento que ha tenido el Ibex 35 sobre el resto de los índices de la región, los analistas encuentran su lógica. 'Se han acumulado noticias negativas sobre la economía: David Vegara ha hablado de crecimientos del PIB 'menos dinámicos', Pedro Solbes ha avisado de que se ha acabado el margen para más ayudas fiscales, los promotores dicen que la vivienda ha caído un 15%... Para un gestor extranjero que esta viendo el flujo de noticias negativas es razonable vender renta variable española', explica Javier Barrio, de BPI.

En la huida de los grandes fondos están implicados muchos valores y sectores, casi todos expuestos al ciclo económico o a la crisis financiera. El BBVA y el Santander han estado entre los peores con bajadas del 5% y 6% en la semana. FCC pasó a ser la peor constructora en el periodo (-4,97%), mientras que otro tipo de valores como BME, Criteria e Inditex han tenido descensos superiores al 8%.

El Ibex 35 ha cerrado la peor semana desde abril y ha borrado las ganancias acumuladas en mayo (3,26%); en el mes ya cae el 1,60%. La diferencia en términos anuales frente a otros mercados se mantiene. El selectivo pierde el 8,76% y el Euro Stoxx, el 15,32%. 'Lo que está pasando ahora es algo normal; así es el juego de la Bolsa. El spread entre el Ibex 35 y el Euro Stoxx ha pasado de 1,90 puntos en 2000 a 3,71. Esto tiene que corregirse, por tanto es razonable que la Bolsa española haya bajado algo más que otras en las últimas sesiones', apunta Javier Barrio. Wall Street ha demostrado por el momento aguantar mejor que Europa, aunque el foco de la crisis financiera deriva de Estados Unidos. El S&P y el Nasdaq se han dejado el 3,47% y 3,33% en la semana y pierden el 6,29% y el 7,83% en el año.

A pesar de la abundancia de datos negativos, hay una cifra que hace que las caídas de las Bolsas pierdan fuerza. El volumen de negocio se ha reducido de forma drástica. La media diaria hasta abril ha sido de 6.015 millones de euros en el continuo. En ninguna de la sesiones se ha llegado a esta cuantía. El viernes, por ejemplo, se hicieron 3.842,72 millones contado operaciones especiales y mercados en bloque. 'El escenario no ha empeorado, realmente no ha ocurrido nada. Después de la publicación de resultados suele producirse una recogida de beneficios, máxime cuando el Ibex ha subido un 11% desde los mínimos', señala âscar Germade, de Cortal Consors. El analista no contempla 'pánico' entre los inversores, aunque reconoce que no es descartable si el precio del petróleo llega a los 150 dólares el barril, como prevé Goldman Sachs.

Para el euro ha sido una semana más de subidas al pasar la cotización de 1,5578 a 1,5777 dólares. La rentabilidad de los bonos europeos, que cotiza a la inversa que el precio, se relajó el viernes tras alcanzar máximo de ocho meses en la víspera. La TIR a largo plazo está en el 4,499% en España, y en el 4,265% en Alemania.

Perspectivas. La recuperación tendrá que esperar

Los mercados están atrapados en una banda de precios. Los analistas esperan que el Ibex 35 siga corrigiendo a la baja en el corto plazo para después cotizar lateral; un comportamiento que puede prolongarse durante el segundo trimestre del año.

Lo peor de la crisis financiera parece que ya se ha visto, pero sus efectos aún tendrán repercusión en el tiempo. Los resultados empresariales han sido un balón de oxígeno.

La escalada del precio del crudo puede complicar el crecimiento económico. Los expertos temen una rebaja de previsiones en los resultados empresariales. El escenario puede incluso empeorar si el petróleo alcanza cotas superiores.

Las ampliaciones de capital pueden pesar sobre la evolución de la renta variable, ya que significa más papel para unos mercados secos en liquidez.

Mientras la recuperación llega, los analistas empiezan a tolerantes con la renta variable. Hay que ser muy selectivos en la elección, y las compañías que interesan son las que tienen visibilidad del negocio, una buena valoración, una alta rentabilidad por dividendo y una nula vinculación al ciclo económico.