Oferta

La demanda en la OPV de la filial renovable de EDP supera 22 veces la oferta

Sobre una oferta de 45 millones de acciones, la demanda en el tramo minorista de la colocación del 25% de EDP Renováveis, filial de energías renovables de la lusa EDP, ascendía ayer a más de mil millones. La colocación, mayor de Europa este año, acaba el 30.

El presidente de Energías de Portugal (EDP), Antonio Mexía, inició ayer en Madrid el road show internacional para dar a conocer la oferta pública de suscripción (OPS) del 25% de la filial de renovables del grupo, de la que es presidente no ejecutivo. En tan sólo dos días (la oferta comenzó el día 19 y termina el 30 de mayo) la demanda se ha disparado: en el tramo minorista (un 5% del paquete a colocar) se han solicitado mil millones de acciones, cuando en este tramo se ofrecen 45 millones.

El precio de entrada, 'que se cerrará según el mercado y la demanda', señaló Mexía, se sitúa entre 7,40 euros y 8,90 euros por acción, lo que supone valorar la sociedad entre 7.000 y 8.000 millones. El montante estará entre 1.700 y 2.000 millones.

La filial de EDP, la única cuyos activos son renovables en su totalidad, es la cuarta empresa eólica del mundo y será la segunda por capitalización, tras Iberdrola Renovables. La compañía cotizará en Euronext Lisboa. Un 80% de la oferta se dirige a inversores institucionales y el 20% al público en general, empleados de la compañía y accionistas. El 4 de junio está previsto que se admitan a negociación las acciones, cuyo precio final se fijará el día 2.

En una rueda de prensa en Madrid, Antonio Mexía aseguró que tiene 'una gran confianza en el éxito de la operación' y que su grupo 'nunca defrauda al mercado', pues ha cumplido con los plazos que habían previsto, al margen de los problemas de liquidez de los mercados. Mexía está negociando la entrada de cajas españolas, como Caja Madrid y Caja Navarra, y dijo que estaría 'encantado' de que participara Cajastur, su socio de referencia español. Además de visibilidad 'el sector de renovables necesita 'credibilidad', añadió. Mexía reconoció que las sociedades de renovables, al igual que el resto, 'lo han pasado mal en Bolsa' y reivindicó una cultura del sector.

Una empresa 'portuñola'

El presidente de EDP, Antonio Mexía, define siempre como portuñol el idioma al que se suele dirigir a los periodistas españoles. También a la filial de renovables de su grupo se la podría considerar portuñola, pues tiene su sede en Oviedo, por tener en España la mayoría de su plantilla europea. Se puede decir, pues, que EDP Renováveis es la primera española que cotizará sólo en la Bolsa de Lisboa.

La sociedad, originalmente Neo Energía, cuenta con 3.706 MW de potencia instalada en cinco países europeos y Estados Unidos. Es el cuarto operador mundial de energía eólica y tiene una cartera de proyectos de 24.000 MW. De la potencia total, 1.639 MW están en España.