Resultados

El alza del beneficio empresarial previsto en Europa cae al 2,8%

El goteo de revisiones a la baja de las estimaciones de beneficio por acción persiste. Las previsiones del consenso para las empresas del Stoxx 600 se han reducido al 2,8% para 2008, frente al 10,3% que se manejaba a finales de 2007. Una cifra que se mantiene en terreno positivo gracias a las mejores expectativas para los sectores ligados a las materias primas.

La actualización de las previsiones de resultados para las empresas europeas continúa semana a semana. Las expectativas de beneficio por acción se han reducido un 7,5% desde principios de año, según datos de Factset, y los expertos creen que la tendencia continuará. Hasta ahora efectos como el encarecimiento de la financiación o la caída del consumo apenas se han sentido en las cuentas de resultados.

La última encuesta mensual de Merrill Lynch a gestores europeos reflejaba que el 89% aún considera que las previsiones de resultados son demasiado altas. Todo ello, a pesar de la creciente cautela.

'Hasta ahora las empresas se han beneficiado de la propia inercia que arrastraban los negocios de años anteriores. Probablemente habrá más decepciones en los próximos meses. La desaceleración continuará. El sector financiero es el que realmente ha decepcionado y quizá a partir de ahora las revisiones a la baja no vengan tanto de la banca pero sí de otros sectores como el consumo o la industria', dice Jordi Padilla, gestor de Popular Gestión Privada.

Los sectores ligados a las materias primas son los únicos que mejoran en el año

Las previsiones actuales, de momento, reflejan una estimación de beneficio para las empresas del Stoxx 600 de un 2,8% para este año, cifra que sin incluir a los bancos alcanzaría un 4,7%.

Las rebajas se han impuesto y sólo la fortaleza de los sectores ligados a las materias primas ha compensado la caída de estimaciones. Desde el inicio del año sólo tres sectores han visto sus estimaciones para 2008 revisadas al alza: químicas (+8,5%), petróleo (+5,8%), y metales y minas (+9,9%). Por el contrario, las revisiones a la baja más fuertes desde el inicio del año son para banca (-21,5%), aerolíneas (-29,3%), semiconductores (-80,1%), papeleras (-15,7%) y construcción (-13,8%).

Oddo Securities cree que los resultados del Stoxx 600 pueden acabar el año en negativo. La desaceleración del consumo y la fortaleza del euro son algunas de las principales preocupaciones de la firma. Así, estima unas pérdidas entre el 5% y el 6%, explica Álvaro Rodríguez Anguita. 'Vemos riesgo de revisiones a la baja en químicas, metales y minas. Hasta ahora han aguantado bien pero no se sabe cuánto va a durar.

La duda para muchos es si es o no hora de apostar por los sectores más castigados en Bolsa como la banca, las inmobiliarias y las aerolíneas, pero muchos todavía no tienen claro la visibilidad de estos negocios.

Las empresas del S&P 500 ganan un 17% menos

La temporada de resultados en EE UU está a punto de finalizar y todo indica que las empresas del S&P 500 perdieron en el entorno del 16,5% el primer trimestre del año. Un resultado que cambiaría de manera drástica en un mundo que excluyese al sector financiero. De darse ese escenario, las pérdidas se tornarían en ganancias del 10%.

Las cifras marcan el tercer trimestre consecutivo de pérdidas para las empresas del S&P 500, algo que no se veía desde el tercer trimestre de 2001. Unos resultados que han quedado, además, lejos de las estimaciones que se manejaban a principios de año. El 1 de enero el consenso apostaba por un incremento de beneficios del 5,7%, estimación que para el 1 de abril había caído a un -10,9%. Es un fuerte giro en las expectativas que se explica fundamentalmente por las rebajas que ha recibido el sector financiero, según comentan desde Thomson Reuters.

A falta de que 15 empresas presenten sus cuentas, el 63% ha sorprendido favorablemente, un 27,5% ha defraudado y otro 10% ha presentado cuentas en línea con lo esperado.

Por sectores, la energía (+26%) ha presentado el mayor incremento de beneficios, mientras que las financieras (-80%) y el consumo no básico (-23%) se han situado en el polo opuesto, con los menores crecimientos.

Las expectativas de consenso para el segundo trimestre apuestan por castigos de menor envergadura. En concreto hablan de caídas de beneficios del 7%. Sin embargo, para la segunda mitad del año se esperan mejoras sustanciales. El consenso prevé un incremento de beneficios del 11,6% en el tercer trimestre y del 51,7% para los últimos tres meses del año.