'Telecos'

La brecha entre Telefónica y CMT se amplía al retrasar el regulador dos nuevas ofertas

Hacía mucho tiempo que no pasaba, pero la última semana Telefónica ha visto retrasado el lanzamiento de dos nuevas promociones por la CMT, que alega que los rivales no pueden replicarlas todavía. Esta decisión tensa un poco más la relación entre ambas.

Telefónica vivió un periodo de bonanza entre mediados de 2007 y principios de 2008 en su normalmente tirante relación con la Comisión del Mercado de las Telecomunicaciones (CMT). Primero fue la decisión del regulador de ponerse del lado del ex monopolio en la multa de 152 millones de euros impuesta por Bruselas; luego llegó la apertura del largamente reclamado fondo que compensará a Telefónica por prestar el servicio universal y llevar el teléfono allí donde nadie lo hace; y después se conocieron las líneas maestras de la regulación de la nueva red de fibra, en la que se planteaba relajar las obligaciones del ex monopolio.

Pero en los últimos meses la situación ha cambiado. Las iniciativas regulatorias que ha tomado la CMT no han sido bien recibidas en Telefónica y en el consejo de la pasada semana se tomó una decisión desconocida desde hace tiempo: paralizar dos nuevas promociones de la operadora.

Nueva metodología

TELEFÓNICA 3,88 0,73%

Fuentes del sector aseguran que en el último año y medio ha habido muy pocas, por no decir ninguna, medida de este tipo. Es así por un cambio en la regulación, que introdujo una metodología que permite conocer de antemano qué oferta pasa el filtro de la CMT por ser inocua para la competencia y cuál no.

Pero las dos promociones planteadas se encontraban justo en la frontera. Y han caído del lado negativo. La CMT considera que los productos que presentaba Telefónica suponían una práctica anticompetitiva porque los rivales no tienen capacidad de replicarlos y lanzar una oferta similar.

Sin embargo, este rechazo no es definitivo. La CMT entiende que las promociones suponen un empaquetamiento del acceso -equivalente a la cuota de abono de la línea telefónica- con otros productos. Y eso es algo que está prohibido, pero sólo hasta que entre en vigor un nuevo servicio mayorista que tiene que prestar Telefónica a sus rivales y que les permitirá hacer este tipo de empaquetamientos.

Este trámite estará solucionado dentro de unas semanas, así que Telefónica podrá lanzar sus promociones dentro de poco más de un mes, sin que entonces sean irregulares.

Fuentes del sector señalan que las ofertas que han sido paralizadas no son estrictamente un empaquetamiento, pero es cierto que combinan la cuota con algún añadido.

La primera promoción, por ejemplo, consistía en una reducción del 50% durante doce meses en la cuota de abono mensual para los clientes que contrataran un paquete de servicios suplementarios, como la identificación de llamadas. La segunda propuesta suponía la primera incursión de Telefónica en la estrategia de convertir a los clientes en comerciales. Con el nombre Trae un amigo, la promoción regalaba tres meses de cuota de abono al usuario que consiguiera captar para sus filas a un nuevo abonado de dúos o tríos -voz, ADSL y televisión digital-, siempre que lo hiciera desde la web de Telefónica, con el objetivo de potenciar este canal.

La decisión de la CMT de paralizar las ofertas se produce muy poco después de que el regulador recortara los fondos que obtendría Telefónica por el servicio universal, a la aprobación de unas medidas sobre la red de fibra negativas para la operadora y a la apertura de un expediente sancionador contra ella.

Telmex abre sus redes a la 'teleco' española

Telmex, la compañía del magnate mexicano Carlos Slim, empezó finalmente ayer el proceso para permitir que Telefónica se conecte a sus redes en el país para dar servicio de telefonía fija. Telmex lleva meses resistiéndose a dar este servicio, pero varias resoluciones del Gobierno y la Comisión de Telecomunicaciones de México le han forzado a hacerlo.