Mercados

Los expertos coinciden: el crudo seguirá por las nubes al menos dos años

Antes de que la economía acuse los costes de la escalada del precio del petróleo, lo sufren las bolsas. Estas han dejado atrás las ganancias cosechadas en las últimas semanas gracias a los buenos beneficios empresariales del primer trimestre publicados por las compañías y han empezado a reflejar con recortes el encarecimiento del oro negro.

Luis Buceta, gestor en BNP Paribas Asset Management, cree que en esta situación preocupan, tanto los niveles que está alcanzado el precio, como la rapidez de estas subidas. De ahí, la reacción de las bolsas. Sólo, el Ibex acumula una caída del 3,6% esta semana. El experto cree que la renta variable va a seguir penalizada por este factor ya que numerosas empresas notarán estos incrementos en sus beneficios empresariales. En lo que se refiere a los efectos en la economía se notarán en el medio plazo aunque considera que ¢lo pueden absorber de mantera más eficiente que antaño porque son menos dependientes de recursos energéticos que antes¢, añade el gestor de BNP Paribas.

"Las condiciones de ajustado abastecimiento siguen siendo el principal catalizador de los elevados precios del crudo", según explica Goldman Sachs, que subraya que "la perspectiva a corto plazo para los precios del petróleo sigue siendo alcista". De hecho, el banco de inversión ha revisado al alza sus estimaciones para esta materia prima. Sus previsiones sobre el valor medio del crudo en la segunda mitad del año pasan de 107 a 141 dólares y lo sitúa en 148 dólares para 2009.

Lo cierto es que los crudos de referencia se encuentran entre un 80 y un 85% por encima del precio de hace un año, y ese incremento supone un aumento de las presiones inflacionistas en un delicado momento de crisis económica. Esto ha llevado también a Credit Suisse a elevar sus estimaciones desde los 91 dólares hasta los 120 dólares el precio medio del barril para este ejercicio. Para 2009 cifra este precio medio en 110 dólares, y en 100 dólares a largo plazo.

Los expertos encuentran numerosas razones que justifican la escalada del precio del petróleo. Un fenómeno sobresaliente en los últimos años es el crecimiento protagonismo de la demanda de petróleo por parte de China. ¢El peso de la demanda de China no ha dejado de aumentar en los últimos veinte años hasta acercarse al 10% del consumo global. Esta fortaleza del consumo chino se apoya a su vez en unas tasas de crecimiento económico muy superiores a la media mundial y en un fuerte proceso de industrialización, lo que justifica crecimientos de la demanda de crudo a ritmos muy superiores al promedio global¢, explican los expertos de Banco Urquijo.

Tampoco hay que perder de vista el tipo de cambio del dólar, otra variable determinante del precio del petróleo. Por un lado, porque al cotizar en dólares, su abaratamiento en términos de otras monedas eleva su demanda global. Por otro, porque el petróleo es utilizado como cobertura frente a la depreciación del dólar, por tanto las bajadas del billete verde de los últimos meses también ha podido contribuir a su encarecimiento, tal y como explican los expertos.

Otros analistas como José Carlos Díez, economista jefe de Intermoney, considera que, al margen de los componentes reales que explican la subida del precio del barril (la demanda creciente de China), "el 50% del alza se debe a un componente especulativo ya que los inversores compran pensando que el crudo seguirá subiendo".

Renta 4 cree que el precio ¢sólo tiene un camino en el largo plazo¢ teniendo en cuenta que las importaciones chinas de petróleo subieron de 165 millones de barriles por año en 1997 a 1 billón en 2007, un incremento de 600% en apenas 10 años.