Cuentas

Los títulos de Air France-KLM cayeron un 10,19%, tras la publicación de sus resultados

El grupo franco-holandés Air France-KLM cerró su pasado ejercicio fiscal, que finalizó el 31 de marzo, con un beneficio neto de 748 millones de euros, lo que supone un descenso del 16% con respecto al año anterior, informó hoy la compañía, que ha constatado un deterioro del contexto del sector y prevé otra caída de sus resultados en el nuevo año.

Air France-KLM recordó que la segunda mitad del ejercicio estuvo marcada por los efectos de la crisis financiera del sector, así como el fuerte incremento del precio del petróleo.

En este sentido, el presidente de la compañía, Jean Cyril Spinetta, previó un presente ejercicio "cambiante, con los precios del petróleo y la situación económica global creando una incertidumbre significativa".

No obstante, Spinetta consideró que la compañía cuenta con "ventajas estratégicas" y una "eficiente" cobertura de reservas de petróleo, lo que junto con una "dura postura" en cuanto a costes y las sinergias adicionales que se puedan crear de una mayor integración entre Air France y KLM asegurarán una "confortable posición en beneficios" del grupo.

"Bajo estas condiciones y basándonos en un precio del petróleo de 120 dólares el barril, nuestro objetivo es alcanzar un beneficio operativo aproximado de 1.000 millones de euros", recalcó el presidente de Air France-KLM.

La facturación del grupo franco-holandés registró en su pasado ejercicio fiscal un incremento del 4,5%, hasta 24.114 millones de euros, así como el beneficio operativo que con un aumento del 13,3% alcanzaron los 1.405 millones de euros.

Por sectores, Air France-KLM cerró el pasado ejercicio alcanzando una facturación por pasajero de 19.156 millones de euros, un 4,3% más, mientras que la facturación por transporte de mercancías se mantuvo prácticamente invariable en los 2.928 millones de euros (0,7% más).

La dirección de la compañía propondrá en la junta anual de accionistas la concesión de un dividendo de 0,58 euros por acción, un 21% superior con respecto al dividendo del pasado ejercicio, que será pagado el próximo 17 de julio.

Decarta negociar de nuevo la compra de Alitalia

Por otro lado, Jean Cyril Spinetta aseguró hoy que el grupo franco-holandés se centrará en sus "problemas internos", teniendo en cuenta el alto coste del combustible y las incertidumbres económicas mundiales, y no prevé reanudar las negociaciones para la compra de la aerolínea de bandera italiana Alitalia.

Spinetta subrayó que el fuerte incremento de los precios del carburante ha convertido en "irreal" el objetivo de crear valor añadido a través de una fusión con la compañía italiana, que no tiene cobertura para las reservas de petróleo.

Los títulos de Air France se desplomaron un 10,19% en Bolsa tras la presentación de resultados.