Foro económico

Solbes dice que la deducción de 400 euros complica tomar más medidas frente a la crisis

El vicepresidente segundo y ministro de Economía y Hacienda, Pedro Solbes, afirmó hoy que la deducción de 400 euros en el IRPF para asalariados, autónomos y pensionistas agota ¢prácticamente¢ el margen de maniobra del Gobierno para tomar medidas discrecionales de cara a la desaceleración de la economía.

En su intervención en el Fórum Nueva Economía, Solbes también advirtió por otra parte de que hay que manejar ¢con muchísimo cuidado¢ el superávit de las cuentas públicas logrado en los últimos cuatro años, porque el paso de un saldo positivo a un déficit ¢es relativamente fácil¢.

En cualquier caso, Solbes espera que la deducción fiscal de 400 euros, que recordó aún no ha entrado en vigor, ¢tenga algún impacto expansivo en la economía¢.

El ministro de Economía y Hacienda reconoció que los datos de contabilidad nacional publicados por el INE ayer muestran que la economía española ha sufrido ¢indudablemente un debilitamiento notable respecto al trimestre anterior¢.

Según el INE, en el primer trimestre del año la economía registró un crecimiento interanual del 2,7%, del 0,3% en términos intertrimestrales.

También reconoció el menor dinamismo del empleo en ese periodo, y apuntó que, según los datos de afiliación del mes de abril, ha habido una reducción del 1,1% en ese mes.

El ministro, que apuntó que la economía española se está enfrentando al entorno ¢más complicado de los últimos quince años¢, añadió en cualquier caso que la recuperación económica está ¢notablemente cerca¢.

En este sentido, y tras descartar una recesión en 2009 porque no ve ¢ni siquiera un trimestre¢ con decrecimiento, Solbes añadió que espera que el crecimiento económico ¢remonte¢ de forma ¢muy clara¢ en 2010, para en los años siguientes estar en crecimientos ¢cercanos al 4%¢.

Solbes reiteró que la economía se está desacelerando debido sobre todo al ajuste en la construcción residencial pero también a la situación financiera internacional, con la consiguiente restricción del crédito, y a las fuertes subidas internacionales de los precios del petróleo y los alimentos básicos, que provocan una elevada inflación.

Esta inflación, recordó, ¢dificulta¢ una posible respuesta al menor crecimiento por parte de la política monetaria del Banco Central Europeo para

En el caso de la vivienda, Solbes señaló que el sector está viviendo un ajuste necesario tras varios años de actividad alta y ¢posiblemente excesiva¢, que además ¢no era sostenible en el tiempo¢.

Solbes reconoció que el ajuste está siendo más fuerte de lo esperado, aunque insistió en que ¢no es lógico¢ que en España se construyan más viviendas que en Alemania, Francia e Italia juntas, ni que un país como éste, con 45 millones de habitantes, haya tenido un ritmo construcción de 800.000 viviendas al año, por lo que se debe volver a ¢ritmos congruentes de 400.000 a 500.000¢ viviendas.

Pese a la actual situación económica, Solbes insistió en que los elementos de fondo de la economía siguen ¢siendo sólidos¢ y gran parte de las causas de la coyuntura ¢son exógenas¢, mientras que el ajuste en la construcción ¢tiene una dimensión cíclica de excesos pasados que ahora se corrigen¢.