Valores

Renta Corporación cede el 43% en el año y roza mínimo histórico

Tiempos difíciles para Renta Corporación. El impacto de la crisis financiera en su modelo de negocio y el rechazo que genera en el mercado cualquier actividad relacionada con el sector inmobiliario se han conjugado en contra de la cotización. La acción pierde el 43% en el año, cotiza a un paso del mínimo histórico y cae el 70% desde que debutó en 2006.

Renta Corporación no es una inmobiliaria al uso. Su actividad está centrada en la compra, rehabilitación y venta de inmuebles. Un modelo de negocio que se ha visto muy afectado por la crisis financiera actual. El acceso a la financiación se ha convertido en un obstáculo para sus potenciales clientes, con el consiguiente efecto en su cuenta de resultados de la compañía.

'Renta Corporación lleva dos trimestres de resultados muy malos y el entorno de su negocio se presenta complejo. Hay menos demanda y los interesados tienen dificultades de financiación. El mercado es muy ilíquido', comenta Emilio Rotondo, de Fortis, para explicar la caída de la acción.

En enero Renta Corporación se vio obligada a anunciar públicamente que ganaría la mitad de los previsto en 2007 por dos operaciones fallidas. La empresa llegó a tener apalabradas las ventas de edificios en Francia y Alemania que no pudo completar cuando los compradores no lograron la financiación de los bancos. Al final ganó 35,4 millones en 2007 frente a los 62 estimados en abril de ese año.

RENTA CORPORACIÓN 3,32 0,00%

'Mientras el mercado de crédito no se relaje Renta Corporación seguirá sufriendo, porque si no cierran operaciones no tienen ingresos', comenta Juan José Fernández-Figares, de Link.

En el primer trimestre, el parón de actividad en el sector llevó a la empresa a registrar 8,7 millones de pérdidas. Una situación que ha llevado a la compañía a priorizar la liquidez este año, es decir la rotación de activos, aunque ello suponga reducir el margen por operación, una situación que tampoco ha gustado al mercado.

En 2009 Renta Corporación centrará sus inversiones en el exterior, pero la misma empresa ha reconocido que los 80 millones de euros de beneficios que se proyectaban a mediados del pasado ejercicio para 2008 no se alcanzarán hasta 2010.

En este entorno complejo, el goteo de ventas sobre la acción no ha cesado desde que rozó los 40 euros en febrero de 2007. En la sesión de ayer cerró en los 8,7 euros, lo que le deja a un paso del mínimo histórico de 8,65 euros de hace unos días. Asimismo, el castigo desde que debutó en Bolsa en abril de 2006 asciende ya al 70%.

Una apuesta de Bhavnani

Los inversores huyen de todo aquello que huela a sector inmobiliario. Otra circunstancia que juega en contra de Renta Corporación a pesar de su perfil atípico. Las buenas noticias escasean, pero para aquellos inversores con una visión a largo plazo quedan motivos para el optimismo. Los expertos aseguran que una vez regrese la liquidez Renta Corporación será la primera del sector en recuperarse por la particularidad de su modelo de negocio. Además, la empresa cuenta con un buen equipo gestor y está diversificada geográficamente.

El inversor Rham Bhavnani parece confiar en sus virtudes y ya posee el 2,6% del capital, además de un puesto en el consejo. Además, prentende aumentar su participación al 5%.