Reestructuración

La Seda cierra una factoría en Rumanía

La Seda ha iniciado su plan de reestructuración después de tres años seguidos de adquisiciones con el cierre de una factoría de preformas de plástico PET (el paso previo a la producción de botellas para refrescos) en Rumanía.

La compañía química trasladará la producción a las factorías de Grecia y Turquía. La Seda también ha optado por reducir la producción de PTA (una de las bases para fabricar PET) en 170.000 toneladas en la factoría que mantiene en el Reino Unido.