Inmobiliaria

Afirma gana 71 millones por beneficios fiscales

Afirma Grupo Inmobiliario cerró el primer trimestre del año con un beneficio neto atribuido de 70,82 millones de euros. Esta cifra surge por la disminución de los pasivos por impuestos diferidos por la amortización del fondo de comercio de 117 millones que realizó la compañía antes de la fusión de Astroc, Landscape y Rayet Promoción.

Según las cuentas remitidas este viernes a la Comisión Nacional del Mercado de Valores, Afirma destaca que, al dejar de reconocer estos impuestos en el balance una vez culminada la integración de todas las compañías, se genera la apuntada devolución fiscal de 119 millones, lo que permite dar la vuelta a los resultados netos.

Los resultados del grupo consolidado sin esta distorsión hubieran arrojado unas pérdidas antes de impuestos de 48,6 millones de euros, frente a los 41,85 registrados por el mismo concepto en el periodo homólogo del año anterior.

En los primeros resultados trimestrales presentados por la empresa tras el complicado proceso de fusión, el grupo nota los efectos de la recesión en el sector inmobiliario, con una caída de las ventas de algo más del 50%. En concreto, la cifra de negocio que declara la empresa que preside Félix Abánades ascendió a 84,4 millones de euros, frente a los 170,4 millones que registró en el primer trimestre de 2007. Pese al descenso, la compañía informó que es la cifra de ventas que estaba presupuestada, por lo que cumple los objetivos marcados para este ejercicio.

Afirma recordó que sigue renegociando con los bancos el préstamo sindicado de 667 millones así como otros contratos de financiación.